qué representa el vino y el pan

El 4 de abril del actual año, se cumplen 40 y ocho años del asesinato de Martin Luther King, que fue un pastor evangélico estadounidense. Estuvo adelante de un movimiento que procuraba el reconocimiento de los derechos civiles para los afroamericanos. Participó como activista en varias manifestaciones contra la Guerra de Vietnam y la pobreza por norma general. Organizó y realizó distintas ocupaciones pacíficas demandando: 1) El derecho al voto, 2) La no discriminación y 3) otros derechos civiles básicos para la multitud de color en USA.

La relevancia del pan y del vino en la liturgia católica

Como bien se explicó previamente, el pan y el vino forman una parte del ritual de la misa donde forman parte el sacerdote y los leales . En contraste al agua, que solo se recibe una vez a lo largo del bautismo, el vino y el pan son ofrecidos a lo largo de cada misa y los leales tienen que formar parte del ritual asiduamente.

En el Evangelio, el apóstol Pablo, en la primera carta que manda a los Corintios, se refiere al acto que se efectúa en todos y cada celebración de la liturgia donde el pan representa el cuerpo de Cristo y el vino la sangre.

Otros significados socios al pan y al vino

En la Biblia se frecuenta nombrar el pan como símbolo de distintas cosas, entre ellas: es un alimento escatológico, es la palabra de Dios y representa sabiduría. Asimismo se le asocia con Jesús y se le acostumbra llamar el pan de vida. En lo que se refiere al vino, se le relata como la bebida de uvas fermentadas y la primera mención a esta bebida está relacionada con Noé.

Una parte de la suma importancia que tienen estos alimentos es su relación con la última cena. Esta cena fue un episodio evangélico en el que Jesús se reunió para comunicar pan y vino con sus acólitos antes de su muerte. Por tal razón, asimismo se enseña este episodio como entre los instantes clave vinculados a su muerte.

¿Qué representa el vino en lo espiritual?

En las religiones viejas, hedonistas y antropomorfas, el vino representa la unión del terrestre y el espiritual, en un chato afín al que se asigna al libido, con el que está íntimamente relacionado en celebraciones como las bacanales o la iniciativa tántrica de los “cinco fundamentales”: cereales (simbolizan el reino

Deja un comentario