qué es mejor una cerveza o una copa de vino

El Ibex 35 ha iniciado la sesión de este martes festivo en España con una caída del 0,45%, hasta los 8.332 puntos, con lo que soporta la cota de los 8.300 puntos.

En una día donde se alardea poco movimiento en la Bolsa de españa por la festividad del día de la Constitución, prácticamente todos los valores han despertado en negativo, liderando las pérdidas Bankinter, con un descenso del 2,016%, seguido de Amadeus (-0,93%) y Cellnex (-0,91%).

¿Y qué hay del vino?

El vino es la bebida alcohólica mucho más tradicional de España, producido en todas y cada una unas partes del país, de Cataluña a Galicia o la Mácula. Aun es personaje principal de peleas y fuentes. Tiene múltiples provecho para la salud y es conveniente integrar una copa día tras día en la dieta en la situacion de las mujeres. Sube hasta ámbas cotidianas en la situacion de los hombres. Y sucede que su contenido elevado en polifenoles provoca que sea bueno para el corazón, aparte de tener otros principios antioxidantes. Su aporte calórico siempre y en todo momento va a depender del tipo que consumimos y, naturalmente, de la cantidad.

<img src="https://catavins.es/wp-content/uploads/2022/12/photo-1566467021572-37fbefe8fcb2-scaled.

vid

jpg» title=»qué es mejor una cerveza o una copa de vino» alt=»vino»>

En lo que se refiere a hidratos de carbono, esta bebida tiene dentro menos que la cerveza, lo que desplaza la balanza en su favor.

De qué manera distinguir un óptimo vino

¿CUÁNTAS CALORÍAS TIENE UNA CERVEZA?

Comencemos por la cerveza. Es bebida que, históricamente y hasta hace unos años, era de consumo minoritario en este país y que en unas décadas fué tomando importancia.

¿La cerveza engorda?

Se debe tener claro que el alcohol es una fuente esencial de calorías y esta puede ser la razón por la cual la cerveza tenga tan mala popularidad.

La cerveza engorda mucho más que el vino

El contenido energético medio de una copa de vino tinto es de unas 124,5 calorías, al paso que el de un peine de cerveza se ubica en unas 215 calorías, un 72% mucho más. Además de esto, si bien la graduación alcohólica del vino (12% – 15%) tiende a ser, como media, mayor que la de la cerveza (6%), la verdad es que en el momento en que solicitamos una cerveza nos encontramos consumiendo mayor proporción de líquido que en el momento en que solicitemos una copa de vino. De esta forma, el contenido final de alcohol que ingerimos es afín en los dos casos: entre 16 y 24 gramos de alcohol, que es uno de los más importantes elementos calóricos de ámbas bebidas. Por otro lado, el vino tinto no solo engorda menos por el menos contenido calórico, sino asistiría a denegar la capacitación de novedosas células de grasa en nuestro cuerpo.

Las uvas con las que se realiza el vino son una fuente natural de resveratrol, un poderoso antioxidante natural que contribuye a impedir la humillación celular, generando un efecto antienvejecimiento. Pero los resultados positivos de esta fitoalexina que se encuentra en el vino no acaban aquí, sino varios estudios científicos sobre esta substancia concluyeron que podría tener características anticancerígenas y de protección contra el Alzheimer.

Deja un comentario