por que vino carlos v a granada

La familia de GRANADA COFRADE va ​​medrando. El benjamín de todos, Carlos Acal Romero, contrajo ayer matrimonio en la parroquial de San Pedro y San Pablo, al lado de Mar García. Una tarde inolvidable donde estuvieron presentes sus familiares, amigos y hermanos en la vida cofrade. Granada y Puerto de Santa María están mucho más próximos merced a esta unión que nos dejó a todos instantes memorables. Y todo lo mencionado bendecido por la presencia gráfica de la Virgen de la Aurora, de la que es hermano nuestro compañero Carlos Acal, y de su otra devoción honesta, la Patrona de Granada, Nuestra Señora de las Angustias el retrato de las que les acompañó tanto en la celebración religiosa como en el camino hasta el sitio de celebración y en los recordatorios que han recibido los convidados.

La profesión médica asimismo estuvo que se encuentra en la boda dada la dedicación de los 2 contrayentes a centros de Salud de las provincias de Granada y Jaén, adjuntado con la otra enorme afición de Carlos y Mar, la fotografía que la llevó a tener la compilación gráfica de los avisos de Semana Santa mucho más nutrida de la ciudad más importante.

CERVEZA HISTORIA Y ORIGEN

Si bien, de la cerveza no hay restos tan viejos, si bien bien pudiese ser a fin de que se almacenara en piel de animal, tejidos o madera que son materiales orgánicos, por consiguiente caducos y han desaparecido durante los años.

Otra teoría señala que la cerveza podría ser mucho más vieja que el vino y ahora se generara en el momento en que nació la agricultura hacia el año diez.000 a.

ESTATUA DE CARLOS V

Esta escultura de Carlos V está en el centro de la Plaza de la Facultad, viendo hacia la testera de la Capacitad de Derecho y al lado de la vieja iglesia de los jésuites.

Es un monumento en piedra gris.

LA BODA

La localidad de Sevilla recibió a la novia una semana antes que el emperador asistiera. Desde la puerta de la Macarena, múltiples arcos de triunfo, fugaces, decoraban con imágenes de esposos y enamorados de la mitología.

En el momento en que el emperador llegó a la Catedral, el corazón de los pequeños entonó el Te Deum laudamus. Pero debería aguardar a ingresar en el Alcázar, para poder ver por vez primera a Isabel, con la que se había despuesto por poderes, a la distancia. Un primer y corto acercamiento con la novia, una primera entrevista, tras la que se retiraron para engalanarse y prepararse para la Misa de velaciones, que se festejaría en un altar, aliñado en la cuadra de la Media Naranja , el presente Salón de Embajadores. Estarían cubiertos por el velo o yugo de unión de los esposos, sobre sus cabezas, y recibirían la bendición del cardenal Salviati, legado del Papa.

Deja un comentario