por que se me avinagra el vino blanco al hacerlo

La verdad es que comprender que un vino está picado es bastante simple en tanto que se generan una secuencia de cambios organolépticos que nos lo hacen ver.

A la visión, el vino pierde brillo, se muestra mucho más turbio de lo común e inclusive se tienen la posibilidad de advertir pequeños velos en la área. En nariz enseguida advertimos aromas ácidos, como de manzana podrida y matices de acetona debidos al acetaldehído y el acetato de etilo. Al probarlo, tenemos la posibilidad de llevarlo a cabo sin temor puesto que no es tóxico en lo más mínimo, percibiremos un gusto ácido y agrio, aproximadamente avinagrado según adelantado esté el desarrollo que nos dejará una sensación áspera en la boca.

La temperatura: una aliada sutil

La temperatura del servicio del vino es un aspecto a tener en consideración siempre y en todo momento, puesto que optimización siempre y en todo momento la experiencia de tomar. Cada género de vino tiene su temperatura sugerida, pero en las situaciones de los vinos en ocaso tenemos la posibilidad de llevar a cabo una pequeña trampa a fin de que sean recibidos por el paladar de la manera más óptima viable. En prácticamente todos las situaciones va a ser aconsejable bajar unos grados al vino que está algo marchito, puesto que va a hacer que sus defectos sean menos percibidos. Tenemos la posibilidad de refrescarles un instante en la heladera, en jarra o con algún cooler (estas fundas con hielo refrigerante que en unos minutos alcanzan enfriar la botella). Si el vino en ocaso tiene aromas pocos y leves se va a poder ser útil a una temperatura algo mayor que la aconsejada. Pero siempre y en todo momento es requisito tener la precaución de no pasarse de uno o 2 grados centígrados por arriba, en tanto que acentuará sus defectos.

En vinos que estuvieron un buen tiempo en botella y que no tuvieron bastante exposición al oxígeno a lo largo de su producción y maduración se genera el fenómeno de reducción. El vino en cuestión padece su cierre provocando aromas de azufre, huevos podridos o goma quemada, muy desapacibles. Si la opción de pasarlo por un decantador no marcha, el cobre puede ser un enorme aliado. Ingresar un factor pequeño de cobre (una moneda, un anillo, una lámina o aun un pedazo de cable de cobre sin la vaina) va a ayudar a progresar la situación. Las moléculas de azufre presentes en el vino achicado se van a fijar en el cobre, realizando menos observable su fragancia.

¿De qué forma comprender admitir un vino avinagrado?

La mayor parte de las ocasiones no tenemos la posibilidad de admitir un vino avinagrado hasta el momento en que lo catamos y apreciamos su gusto agrio. Un vino avinagrado deja de tener gusto frutal para enseñar una acidez acre, picante y poco dentro. No obstante, un vino avinagrado asimismo muestra otras peculiaridades para advertirlo. Por poner un ejemplo, antes de probarlo, asimismo el olfato puede apuntarnos esta patología del vino. Puesto que asimismo su fragancia se va a haber avinagrado. En estas situaciones hay que publicar la botella o reclamar su cambio por otra en estupendas condiciones, si el vino terminaba de comprarse.

No obstante, es posible que un vino avinagrado se confunda con un vino algo mucho más ácido de la cuenta. En estas situaciones hay otras maneras de advertir un vino avinagrado.

¿De qué manera realizar vinagre con un vino picado?

Sencillamente dejando abierta la botella del vino picado a lo largo de dos semanas -siempre y en todo momento en un espacio ventilado- terminarás el desarrollo químico y obtendrás un increíble vinagre -mejor si el vino es blanco-. Ten en cuenta que el contacto con el oxígeno y las bacterias era lo que provocaba su avinagramiento.

En el caso de que seas un cocinitas, indudablemente vas a saber ofrecer una aceptable herramienta al vino en tu cocina. Es suficiente con achicar su gusto a fin de que logre casar de manera perfecta con los sabores de tu receta.

¿Por qué razón se pica un vino?

Como vimos, a fin de que un vino se pique, requerimos que se cumplan 2 cosas: que el vino sostenga un contacto elevado con oxígenos y que se exponga a la acción de bacterias acéticas. Con los avances en tecnología introducidos en los procesos de producción del ámbito vitivinícola durante los años, cada vez es menos recurrente que un vino salga picado de la bodega. Pero siendo el vino, la madera y el corcho modelos de origen orgánico, siempre y en todo momento hay una pequeña oportunidad de que las bacterias acéticas consigan desarrollar sus procesos vitales. De ahí que, la primordial forma de eludir que un vino se pique es supervisar su exposición al oxígeno. Si esto no se hace apropiadamente en ciertos pasos del desarrollo de elaboración o de almacena del vino, vamos a poder estar ayudando a que el vino se pique. Así mismo, los primordiales fundamentos por los que nos logramos hallar con un vino picado son:

  • Malas prácticas enológicas a lo largo del desarrollo de elaboración: contacto elevado con oxígeno a lo largo de la fermentación y la maceración, entrada de aire a lo largo de la estancia en barricas, fallos en el desarrollo de embotellado y encapsulado de las botellas, etcétera.
  • Precaución inapropiado a lo largo de la comercialización, almacenaje, almacena o servicio del vino: entrada de aire a las botellas por exceso de movimiento a lo largo del transporte, exposición a cambios inesperados de temperatura oa temperaturas inapropiadas, exposición de las botellas a fuentes de luz fuertes, servicio de botellas abiertas a lo largo de días, etcétera.

Deja un comentario