por qué se le echan dulfitos sl vino

Si recoges una botella de vino y lees su letra pequeña, la mayor parte vas a ver la historia de historia legendaria “Tiene dentro sulfitos”. Procuraré argumentar qué son los sulfitos y por qué razón se agregan al vino. Frecuentemente el desconocimiento crea incomodidad, conque la iniciativa es terminar con esto.

Los sulfitos son un derivado del azufre utilizado como conservante, antifúngico, antimicrobiano y antioxidante. Lo logramos hallar en varios artículos alimentarios y farmacéuticos, como por poner un ejemplo, y lo que nos ocupa el día de hoy, los vinos. Se tienen la posibilidad de detectar en las etiquetas de los elementos en los antioxidantes y conservantes del conjunto E22x (del E220 al E228). Más que nada nos lo logramos hallar en jugos de fruta, galletas y patatas salobres, frutos secos, nueces y embutidos, entre otros muchos.

Los sulfitos, presentes en nuestra nutrición

Pero los sulfitos no solo están en el vino. Del mismo modo, tenemos la posibilidad de hallarlos de manera natural en alimentos que experimentan una fermentación, como el pan, pasteles, queso, youghourt, cerveza o sidra. Asimismo se agregan artificialmente como conservantes en artículos cárnicos, conservas o crustáceos. En un caso así, bajo la nomenclatura Y también-220. Conque, si estos modelos no te generan malestar, no debes inquietarte por los sulfitos del vino.

¿Y por qué razón en el vino resaltan mucho más? Por el hecho de que las bebidas alcohólicas no tienen obligación de integrar sus elementos en la etiqueta, salvo las substancias alérgenas. En un caso así, los sulfitos se indican para avisar a quienes sufren alergias o son sensibles a este compuesto, como tienen la posibilidad de serlo en el gluten o en la lactosa.

Qué son los sulfitos

El anhídrido de sulfuroso o dióxido de azufre es un conservante químico que se añade a muchos alimentos y bebidas. Tenemos la posibilidad de hallarlo con otros nombres como sulfitos, SO2, o las reconocidas E220 a E228, pero todo se refiere al mismo. Se consigue de múltiples formas: en pastillas, quemando azufre en polvo, desde metabisulfito o de forma directa en gas que se disuelve en agua.

La enología actualizada justifica su herramienta para ser antioxidante, fungicida, desinfectante, se usa para eludir oxidaciones al vino y para supervisar industrialmente los distintos procesos que suceden desde el momento en que entra la uva en la bodega hasta el momento en que se transforma en vino.

¿De qué forma llegaron los sulfitos al vino?

Los sulfitos se tienen la posibilidad de enseñar al vino por 2 causas distintas:

  1. De la materia prima (uva). Ciertos tratamientos fitosanitarios, más que nada para supervisar algunos hongos (oidio) hacen preciso su empleo en el viñedo, estos tratamientos deberán estar muy controlados (a través del cuaderno de campo que administran los viticultores) y con un período de seguridad antes de vendimia a fin de que no afecte al futuro vino. Este es el único producto tolerado en uvas ecológicas (con unas dosis muy estrictas).
  2. De manera natural. O sea de esta forma pues la fermentación de las diastasas genera una pequeña proporción de sulfitos. Por consiguiente, no hay ningún vino sin sulfitos.
  3. Añadido al vino por resolución del enólogo, como aditivo.

¿Qué sucede si podemos encontrar sedimentos en una botella?

Existe variedad de críticas en lo que se refiere a los sedimentos que podemos encontrar en los vinos. Ciertos opínan de manera efectiva y otros que lo tachan como algo negativo. Los mucho más interesados al vino suponen que si el vino tiene dentro partículas es una consecuencia negativa de su mala producción, el día de hoy descubriremos que de todos modos es todo lo opuesto, ¿no crees? prosigue, prosigue leyendo!

Verdaderamente su aparición no es algo muy habitual, ocasionalmente tenemos la posibilidad de apreciarlos. No tiende a ser algo interesante en el momento en que lo podemos encontrar en nuestro vino pero es verdad que es algo muy natural que no debe estar preocupados en nada. Debemos comprender que en el momento en que hayamos sedimento en nuestra copa, nos encontramos a puntito de gozar de un vino de calidad. Muy frecuentemente es un indicio de que este vino es viejo, esto es, los sedimentos tienen la posibilidad de aparecer mientras que el vino está fermentando o madurando.

Deja un comentario