para que sirve la capsula de las botellas de vino

Es una suerte de precinto de seguridad, la garantía de que es un vino virgen, sin ocupar ni adulterar. Envuelve la parte de arriba del cuello de la botella, desde la boca hasta el gallo, este saliente del vidrio que antes servía para garantizar el tapón afirma en este momento estas finas membranas de distintas texturas y colores llamadas cápsulas, que forman una parte del atrezzo propio de la botella de vino.

Lo que nació para eludir cualquier duda sobre el contenido y de paso ayudar en el asilamiento del corcho, pasó transcurrido un tiempo a ser un ingrediente estético tradicional de la botella y del lacre de un principio, con su indiscutible toque romántico pero bien difícil de eliminar y bastante sucio, que además de esto puede trasmitir fragancia y gusto al vino, se recurrió al plomo, el aluminio, el estanque o el plástico. El plomo fué a lo largo de bastante tiempo el material irremplazable de la cápsula, hasta el momento en que el hallazgo de los efectos negativos del mismo en la salud humana puso en marcha este material que, de a poco, fué apartado por el estanque, el plástico y aun el papel.

Seguramente mucho más de uno se ha fijado en los pequeños orificios que hay en la parte de arriba de las cápsulas ¿Para qué valen los orificios de las cápsulas?

Las cápsulas del vino tienen 2 funcionalidades específicas:

  1. Función higiénica y protectora: las cápsulas de vino resguardan el corcho del polvo, la mugre y generalmente del deterioro que padecería lo mismo en el caso de estar desamparado.
  2. Función estética

¿De qué materiales son las cápsulas del vino?

Al comienzo, eminentemente se usaba el plomo como material para su fabricación. No obstante, distintas regulaciones medioambientales y distintas estatutos han con limite su empleo. Hoy día, los primordiales materiales son los próximos:

  • Estanque: Están consideradas como las mejores cápsulas, con lo que se utilizan en vinos de gama alta. En la mayoría de los casos, se forman de solo una parte. Por otro lado, dejan una enorme combinación de colores y diseños, aparte de darle una sencillez de apertura.
  • Plomo-Estany: Así como hemos citado, fué de los materiales mucho más empleados. Hoy día, en cambio, solamente se usan gracias a las leyes medioambientales. Se conforman de una lámina de plomo cubiertas por capas de estaño.
  • Material Complejo: Se conforman de aluminio y placas de polietileno. Acostumbran a realizarse en 2 piezas y hacen más fácil la apertura de los vinos con enorme sencillez. Frecuentemente, son usadas para vinos de calidad media y alta.
  • PVC: Es la opción mucho más económica y simple, puesto que disminuye las opciones de impresión y diseño. En múltiples países está prohibida y por consiguiente en desuso, gracias a su encontronazo medioambiental y sus adversidades de reciclaje.
  • Aluminio: Se desarrollan íntegramente con este material, pero podemos encontrar escasas factorías que las generen.

¿Te has cuestionado en algún momento la utilidad de la cápsula en el vino? una de vino acompáñame para charlar sobre las cápsulas en las botellas de vino.

Primero comenzamos por argumentar que la cápsula de vino se pone en el cuello con el primordial propósito de resguardar el corcho del exterior y de esta manera eludir su deterioro. Cumple una función higiénica, protectora y función estética.

¿Desde cuándo se usan?

Semeja que fue en la Edad Media en el momento en que se comenzó a insistir la utilidad de las cápsulas de vino como sistema para supervisar los primordiales inconvenientes que existían: la evaporación del vino y la falsificación o perturbación de los vino.

No obstante, el término de cápsula de hoy comenzó a realizarse en Hungría en el S.XVIII. Estas eran trabajadas con plomo más que nada por los vinos mucho más suntuosos para tener un óptimo control de la producción de estos vinos que eran considerados de alta definición. De este modo, se evitaban riesgos como la falsificación de exactamente los mismos y se aseguraba una mejor conservación.

Deja un comentario