para que las botellas de vino no calienten

La temperatura del vino es escencial para su degustación, un vino sometido a mayores temperaturas es mucho más vulnerable que un vino mucho más frío, puesto que se puede templar de forma fácil con el ámbito. No obstante si está bastante ardiente se puede dañar con bastante sencillez.

Prácticamente todos los vinos blancos acostumbran a servirse mucho más fríos que el vino tinto, pero ciertos vinos blancos no se sirven fríos, y tampoco todos y cada uno de los vinos tintos se sirven a su temperatura ámbito. Cada vino tiene una temperatura perfecta para servirle.

Temperaturas de servicio recomendadas según la tipología de vino:

  • De 5ºC a 8ºC : blancos jóvenes, espumosos, finos y manzanillas
  • tixagb_14)

  • De 10ºC a 12ºC : blancos con crianza, amontillados, olorosos y oportos
  • De 12ºC a 14ºC : negros jóvenes tánicos
  • negros con crianza

    negros con crianza

    y enorme reserva

¿Cuál es la temperatura perfecto para el vino tinto y de qué es dependiente?

Es muy frecuente creernos el falso mito de que la temperatura perfecto para el vino tinto es la “temperatura ámbito”. No obstante, este término (acuñado en Francia en el momento en que las viviendas no disponían de calefacción y las botellas se preservaban en bodegas para servirse tiempo tras estar en una habitación a la temperatura sugerida de 16 °C) dejó de tener sentido en el momento en que en cualquier lugar donde nos divertimos de estos vinos, comenzamos a tener calefacción.

Por consiguiente, para entender cuántos grados ha de estar el vino tinto, hay que tomar en consideración más que nada qué género de vino es. En la situacion de los vinos crianzas y reservas, estos tienen que servirse entre los 14-18 °C.

¿De qué forma calentamos velozmente el vino tinto?

Afortunadamente, tenemos la posibilidad de sobrepasar de forma fácil el inconveniente de si el vino tinto está bastante frío. La solución es simple, y no requerimos ningún aparato extraño.

  • Consejo del día: Para calentar el vino tinto, coge la botella entre tus brazos. ¡Si! Nuestro calor corporal va a ir calentando el vino de manera natural y delicadamente hasta el momento en que lo poseas a la temperatura correcta.

Frío inicial

La botella tarda un cierto tiempo en enfriarse con lo que es recomendable que se ponga un recordatorio para sostener en frío las botellas de vino blanco unos cuantos horas antes del consumo. De esta manera se impide caminar en las carreras y terminar recurriendo a un enfriamiento veloz de último instante como tiende a ser el freezer.

Si salimos de picnic tenemos la posibilidad de llevar el vino en una conservadora con hielo. Asimismo hay otras alternativas como unas bolsas de traslado de neopreno que son geniales aislantes. Pero si deseamos sostener la botella fría en una mesa se puede usar la conocida jarra (el día de hoy se venden metálicas o plásticas) pero asimismo mantas refrigerantes para botellas (las que antes debemos sostener en el freezer).

Deja un comentario