me han dejado que ni para vino

Un día alguno te desayunas con esta oración al comienzo de un producto y, coño, uno se atemoriza. ¿Qué pasó? ¿De pronto los ladrillos de adobe pasaron a transformarse en mantequilla de holanda y por el momento no soportan los techos de las bodegas…? ¿Las diastasas de velo de flor han mutado en pesebres estebanes y en este momento se ocupan de tocarse los zapatos sobre camas de cabezales…? ¿Rajoy ha adelantado la jubilación de todos y cada uno de los arrumbadores y ningún enólogo sabe dónde se encuentran las claves…? ¿Qué pasó?

Hay que admitir el buen gusto del escribiente de tan mala novedosa puesto que muestra la desaparición del vino de Jerez bajo la expresión “finado”, pertinente a la gente; y que por consiguiente, cuando menos, prevea la oportunidad de un entierro como dios manda, con su vino de misa aun. De mis humildes reservas voy a poner unas botellas de hacinado vertido, al gusto de curas y paladares golosos.

Fases del envejecimiento del vino habituales

El envejecimiento del vino es un desarrollo largo y especial, que pide tanta paciencia como cariño hacia este producto.

Por norma general, se genera en 2 fases habituales: la primera, en barrica, llamada “oxidativa” y, la segunda, dentro de la botella, que se conoce como “reductora”. Atendiendo al unísono que dure una u otra etapa, se puede clasificar el vino según su edad:

Juan Echanove, a sorbos

Por Lali Ortega Cerón

La visión es el primer sentido que ejercitamos al evaluar un vino. ¿Frente qué situación has sido ciego?

Nos parecemos mucho más de lo que suponemos

En el momento en que uno rompe su relación de pareja, normalmente tiene una secuencia de experiencias y pensamientos que se repiten constantemente durante nuestras vidas y de manera transversal en todos y cada uno de los humanos. Por poner un ejemplo:

  • Quizás mi pareja no deseó jamás, pues si me hubiese amado tanto como afirmaba, no me habría dejado.
  • Todo lo demás tuvo mucho más peso que el cariño que afirmaba sentir hacia mí.
  • Jamás hallaré a otra persona que me desee igual.
  • Estoy designado/a a estar solo/a el resto de mi vida.
  • Jamás podré regresar a enamorarme.
  • Por el momento no deseo estar con absolutamente nadie mucho más.
  • ¿Piensas que todavía siente algo por mí? Semeja tal y como si un día para otro por el momento no sintiese nada por mí.
  • ¿Me recordará? ¿Habré concepto algo para él/ella?
  • ¿Qué he hecho mal? La culpa es mía.
  • ¿Qué me pasa? ¿Por qué razón no soy con la capacidad de proseguir mis relaciones? ¿Soy un bicho extraño?
  • Todo fué una patraña, una falsedad.

¿Qué diferencia hay entre las barricas, los fudres y las tinas?

El tamaño sí importa en el momento en que charlamos de barricas. En barricas mucho más pequeñas, mucho más se maderizará el vino que tiene dentro, o sea, mucho más gusto a madera y mucho más composición en el vino. Y en barricas mayores, menos efecto de madera. Va a haber estilos de vinos correctos para distintas tamaños y deseos.

En el momento en que charlamos de un fudre, al final de cuenta hablamos a una suerte de barrica mayor, desde los 600L, y se hacen tanto redondos como ovalados. Por consiguiente, el efecto del roble va a ser menor que en las barricas.

Deja un comentario