me gusta echarle caldo con unto al vino engorda

Cazuela Gaditana. Hay el tiempo revuelto, unos días calor, otros frío, conque en el momento en que uno pone los garbanzos a remojar para elaborar la cazuela no sabe realmente bien si al día después mientras que se lo come bien calentito le van a estar cayendo 2 goteros por todo el frente con los calores o si lo va a sentar de mucho lujo con el fresco de fuera.

En todo caso no deseaba dejar de comunicar con nosotros esta receta habitual gaditana (que asimismo se prepara muy semejante en otras unas partes de Andalucía) y además de esto no va a venir sola puesto que esta es la primera de una sucesión de recetas similares con la cazuela que voy a ir publicando a lo largo de las próximas semanas conque no deje de pasarse por el blog para verlas.

Notas antes de iniciar:

– Los tiempos de cocción sugeridos son:

No precisas una cazuela particular para llevar a cabo este caldo, no hay disculpas!

  • “No puedo realizar este caldo con una cazuela usual”.

Falso, sí puedes. Es cierto que hay unas ollas eléctricas de cocción lenta que te tienen la posibilidad de hacer más simple todo el desarrollo, pero si no tienes una, no renuncies.

Para conseguir un óptimo caldo es precisa una cocción extendida a fuego retardado.

Un instante fabuloso para llevar a cabo esta receta es a lo largo del fin de semana, por poner un ejemplo un domingo, haces la adquisición el sábado, ahora primera hora del domingo lo preparas y lo pones a cocer, si enciendes el fuego en las 9 y lo apagas a las 23 son 14 horas de cocción.

No es necesario que estés todo el día en el hogar, ten presente que lo cocinarás a fuego bajísimo, solo deberás subir el fuego al comienzo, a fin de que comience a hervir, después hay que bajarlo.

¿Qué es el caldo de huesos?

El caldo de huesos es una infusion minérale llevada a cabo a partir de huesos de animales sanos. Es un tónico muy poderoso y simple de elaborar, que además de esto tiene múltiples provecho culinarios por su enorme gusto. Es una comida clásico en muchas etnias y seguro tu abuela o bisabuela lo preparaba. Es una manera económica y simple de añadir mucha nutrición a la dieta de tu familia.

El caldo de huesos tiene una enorme concentración de minerales: calcio, magnesio y fosforo, que son geniales para la salud bucal y ósea. Además de esto, asiste para la digestión, y es popular por progresar el sistema inmunológico (¿quién no tomó una sopita de pollo estando con una gripe? ¡yo sí!).

Deja un comentario