me folle a mi novia y vino m

Con mi marido entendemos jugar y romper la tina sexual, a mis 47 años disfruto cada sesión de sexo a pleno, esa noche como acostumbrábamos, comenzó un juego, caricias, manoseo, besos y como ahora habíamos hecho en otras ocasiones, me amarro en cama.

Quizás era entre los juegos que mucho más me excitaban, sentirme dominada, fingíamos una salvajada donde yo me negaba, él me forzaba y logramos los dos llegar a en éxtasis fantástico.

No nos rendimos, peleamos

Todos estos sentimientos y pensamientos han de ser reconducidos, si bien soy siendo consciente de que, al comienzo, es realmente difícil hallar el consuelo preciso a tanto mal. Pero no debemos abandonarnos a la desesperación. Debemos pelear, a sabiendas de que:

  • Claro que la persona te ha amado, de ahí que estuvo contigo todo ese tiempo. Hubo un vínculo entre nosotros, por lo menos que fuera, no te lo niegas.
  • No hiciste nada malo, no es culpa tuya y no eres un bicho extraño. Las parejas rompen regularmente, es habitual, y en el momento en que esto sucede es por el hecho de que ámbas personas no se supieron comprender.
  • Lo has compartido todo con esta persona, siempre y en todo momento te recordará.
  • Nos volveremos a conquistar. Pensemos a veces precedentes.

    uva

    Ahora tuvimos otras roturas cariñosas, pensamos lo mismo en su instante y después, volvimos a enamorarnos.

  • Vas a encontrar a alguien, en algún momento. Siempre y en todo momento es de esta manera, la vida misma da fe. En este momento cura tus lesiones y transcurrido un tiempo volverás a enamorarte.
  • Es muy normal que en este momento no desees estar con absolutamente nadie, terminas de finalizar una relación y te sientes negado/a. Espera, transcurrido el tiempo te vas a sentir mejor.

Trabajar desde lo que nos pasa a nosotros, punto de inicio

En un caso así, le planteé trabajar con lo que le sucedía a ella. Pues tanto en un desarrollo de coaching o de terapia como en el momento de efectuar un trabajo personal como el que tú puedes estar realizando en este momento al leer este producto, tenemos la posibilidad de trabajar con lo tuyo, no con lo del otro.

Pues si pones la visión al otro y sientes que tú no puedes llevar a cabo nada lo único que logras es victimizarte. Conque de lo que se habla y lo que intentaremos con este producto es que tú mires qué puedes realizar para vivir la situación de otro modo, a fin de que se genere algún cambio y tomar tu una parte de compromiso en lo que sucede.

Deja un comentario