las Langhe se convierten en Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO

Las piedras de Matera y el centro histórico de Nápoles, Castel del Monte, los trulli de Alberobello, Piazza del Duomo en Pisa, Pompeya y Herculano. Luego la costa de Amalfi, Portovenere, Cinqueterre y las islas del golfo de La Spezia (Palmaria, Tino y Tinetto), el centro histórico de Urbino, Villa Adriana en Tivoli, Asís, Val d’Orcia, los Dolomitas, Etna. Ni siquiera necesitamos decir nada sobre el centro histórico de Roma y el de Florencia.

Repasar la lista de Patrimonios de la Humanidad italianos de la Unesco da un poco de miedo, como la foto de Cesco Rava tomada desde la torre Barbaresco, una instantánea del paisaje de viñedos en el que vivo y que es Patrimonio de la Humanidad desde ayer. Con la proclamación de paisajes de viñedos de Langhe-Roero y Monferratolos sitios italianos que forman parte de Lista del Patrimonio Mundial (patrimonio artístico y ambiental de la humanidad) se convierten en 50 (el número más alto del mundo), puedes encontrarlos aquí pero te advierto: de pinchar a encantada para medio día es un momento.

El anuncio de la decisión tomada por el Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco tuvo lugar ayer en Doha y así lo comentó el ministro Maurizio Martina: “Es la primera vez que la Unesco reconoce un paisaje vitivinícola italiano como un bien único en el mundo, Patrimonio de la Humanidad por su excepcionalidad rural y cultural. Es un resultado precioso que afianza el posicionamiento mundial de algunas de las producciones vitivinícolas más valiosas y apreciadas de nuestro país“.

Escribe el Corriere della Sera: «El sitio reconocido por la Unesco es de tipo serial, es decir, está compuesto por seis áreas divididas dentro de los límites de las Provincias de Alessandria, Asti y Cuneo y 29 Municipios para una extensión total de 10.789 hectáreas».

La delegación italiana está celebrando como loca y en fotos, entre otras, se ve a Pietro Ratti, Maurizio Marello (alcalde de Alba) y Alberto Bianco (alcalde de Barbaresco) pero así quedó en el reportaje de Mauro Carbone, director de la ‘ Ente Turismo di Alba, tomado de tuLangheroero (Se abre la página de FB): “El comisionado francés de Icomos describió breve pero efectivamente nuestra tierra. Entonces debería haber habido la discusión. El delegado alemán comenzó directamente indicando a Italia como el campeón mundial de la Unesco. Y decir que somos un excelente ejemplo porque solo Italia tiene 50 sitios.
El croata pide información. Vaya, eso no se esperaba. Quiere saber si, además de mostrarle fotos de los viñedos, puede saborear algo después… El ceremonial de la Unesco, muy rígido, apenas flota en una copa de Asti Spumante para luego ahogarse en un magnum de Barolo o Barbaresco. El Jeque que preside la Asamblea explica que si nadie tiene más cumplidos que dar, está bien. Langhe, Roero y Monferrato se convierten en Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Y empieza la fiesta».

Que gran belleza.

[Foto: Cesco Rava]




Deja un comentario