Hoy estamos hablando de DOC falso regularmente en el mercado y enólogos con la «receta»

El escándalo del vino falsificado en el Oltrepò Pavese va revelando, día tras día, implicaciones a medio camino entre lo inquietante y lo curioso. La noticia de la incautación de botellas, por ejemplo, creo que no tiene precedentes en Italia. Hay casi certeza de que se ha producido fraude en el mercado (vinos declarados DOC que se mezclaron con uvas de otras regiones), se sabe que se han utilizado sustancias prohibidas (aunque no peligrosas) pero, a pesar de todo, el juez permitió vender. En una suposición aproximada, se trata de unos pocos millones de botellas al denominación de origen controlado ni siquiera en absoluto, que se ejecutará sin ser molestado en los estantes. No se sabe si hay detrás el deseo de hacer la vista gorda para no enterrar todo un sector vitivinícola, pero una cosa es cierta: en Italia, cada día, cientos de pequeños productores muy honestos ven sus vinos rechazados por las comisiones que controlar el cumplimiento de los documentos. A todos ellos se les debería hacer justicia, quizás enviando un aviso de garantía a los miembros de la comisión que se taparon las narices frente a las botellas de la bodega cooperativa Terre dell’Oltrepò.

¡Oh, no dije «arréstenlos», pero al menos hagan algunas preguntas!

Segunda pregunta bochornosa que suscita dudas, perplejidades y preguntas. Durante los allanamientos, los Nas encontraron en una computadora el «receta” para arreglar vinos que no son exactamente conformes. El enólogo, en una nota, aconsejó la adición de azúcar (comprado en negro en cantidades industriales), mosto concentrado, ácido tartárico, carbón de uso enológico (para decolorar el vino) y glicerina (para suavizar el sabor).

Pregunta: ¿Es un enólogo, cualquier enólogo, responsable penalmente por adulteración o «solo estaba siguiendo órdenes»?

La responsabilidad de los profesionales en cuestión no es un asunto baladí dada su difusión en las bodegas italianas. Quizás, ha llegado el momento de que los Assoenologi incluyan la ética entre las materias de estudio de la carrera de enología, previendo alguna forma de radiación o, al menos, de suspensión en los casos más graves.




Deja un comentario