es peligroso el estaño de las cápsulas de vino

La narración de estas cápsulas tiene su origen en Europa, en 1760. Llegaban conocidos vinos franceses a la corte de Viena, que eran transportados en barricas primitivas. Quien disfrutaba del vino era el Rey, acompañado por sus cortesanos. Lo que se hacía con el resto de las cenas y banquetes era poner el vino en botellas de vidrio y almacenarlo. Pero ese vino era consumido por otra gente y sustituido a los nuevos envases por agua o por vinos de calidad inferior. Diríase que en el momento en que el Rey descubrió esta situación, decidió poner sello real en todas y cada una de las botellas. Esto ocurrió en 1761. Lo que comenzó a hacerse, entonces, fue lacrar y marcar las botellas con su insignia hasta el día de hoy de ser usadas en los banquetes o en las fiestas. Se consideró como una eficiente medida de seguridad, que de manera veloz fue popularizada durante la mayoría de los países de europa. Tras esa resolución, comenzaron a manifestarse nuevos inconvenientes. en el momento en que los lacres se rompían, los comensales resultaban sucios, adjuntado con la comida y el vino que se contaminaba. Esto se resolvió unos años después, en 1789, en el momento en que Hagi, un originario de Hungría, inventó la primera cápsula de estaño con un sello real en la parte de arriba. Desde ese instante y en la actualidad, las cápsulas fueron mudando de formato, pero tomando como iniciativa inicial la que aparece hacia finales del siglo XVIII.

Conoce mucho más sobre la narración de este metal.

Seguramente mucho más de uno se ha fijado en los pequeños orificios que hay en la parte de arriba de las cápsulas ¿Para qué valen los orificios de las cápsulas?

Las cápsulas del vino tienen 2 funcionalidades específicas:

  1. Función higiénica y protectora: las cápsulas de vino resguardan el corcho del polvo, la mugre y generalmente del deterioro que padecería lo mismo en el caso de estar desamparado.
  2. Función estética

¿De qué materiales son las cápsulas del vino?

Al comienzo, eminentemente se empleaba el plomo como material para su fabricación. No obstante, distintas regulaciones medioambientales y distintas estatutos han con limite su empleo. En la actualidad, los primordiales materiales son los próximos:

  • Estanque: Están consideradas como las mejores cápsulas, con lo que se utilizan en vinos de gama alta. En la mayoría de los casos, se forman de solo una parte. Por otro lado, dejan una enorme combinación de colores y diseños, aparte de darle una sencillez de apertura.
  • Plomo-Estany: Así como hemos citado, fué de los materiales mucho más usados. Hoy día, en cambio, solamente se usan gracias a las leyes medioambientales. Se conforman de una lámina de plomo cubiertas por capas de estaño.
  • Material Complejo: Se conforman de aluminio y placas de polietileno. Acostumbran a realizarse en 2 piezas y hacen más fácil la apertura de los vinos con enorme sencillez. Frecuentemente, son usadas para vinos de calidad media y alta.
  • PVC: Es la opción mucho más económica y fácil, puesto que disminuye las opciones de impresión y diseño. En múltiples países está prohibida y por consiguiente en desuso, gracias a su encontronazo medioambiental y sus adversidades de reciclaje.
  • Aluminio: Se desarrollan íntegramente con este material, pero podemos encontrar escasas factorías que las generen.

¿Te has cuestionado en algún momento la utilidad de la cápsula en el vino? una de vino acompáñame para charlar sobre las cápsulas en las botellas de vino.

Primero comenzamos por argumentar que la cápsula de vino se pone en el cuello con el primordial propósito de resguardar el corcho del exterior y de esta manera eludir su deterioro. Cumple una función higiénica, protectora y función estética.

¿Qué funcionalidades tienen?

No es un proyecto divino ni es parafernalia de todo el mundo del vino. Las cápsulas de vino tienen 2 enormes funcionalidades que antes ahora hemos aproximado:

  • Función higiénica y protectora: las cápsulas de vino resguardan el corcho de la botella del polvo, la mugre y por norma general del deterioro que padecería lo mismo caso de que esté desamparado.
  • Función estética: las cápsulas nos señalarán una parte del carácter del vino y la bodega que poseemos enfrente (desde la presencia, o no, de cápsula al material y el diseño de exactamente la misma). La estética en el planeta del vino cuenta. No es, o ha de ser, el elemento de resolución primordial en el momento de elegir un vino, pero el diseño nos manda señales sobre la bodega y el vino que contamos en frente.

Deja un comentario