es mejor una copa de vino o una cerveza

OK: Felipe VI Para rememorar a Sánchez en su alegato que debe lealtad a la Constitución.

OK: Christine Lagarde Pues el BCE corta el grifo a Sánchez y no renovará el 50% de los bonos.

Se debe tener claro que el alcohol es una fuente esencial de calorías y esta puede ser la razón por la cual la cerveza tenga tan mala popularidad.

Conclusión

Tras haber analizado la composición de ámbas bebidas alcohólicas, tenemos la posibilidad de llegar a una conclusión sobre cuál de estas bebidas engorda mucho más. Eso sí, no basándonos en la composición en macronutrientes como tal sino más bien en las calorías por cantidad ingerida. Si valoramos la proporción de calorías que ingerimos por cada vaso de cien mililitros, la contestación es que el vino engorda mucho más que la cerveza, da lo mismo su calidad. Siempre y en todo momento va a haber que tener en consideración, la cantidad ingerida, que tiende a ser mayor con la cerveza, para calcular la energía total consumida en ese día preciso. No es requisito descartar otros factores esenciales como probables intolerancias o inconvenientes digestibles adjuntos.

Artículo: Nutricionista Isabel Cangas

¿Mala memoria? Mejor vino que cerveza

Los bebedores de vino tienen menor peligro de padecer demencia, según con lo anunciado en una investigación médico de la Loyola University Medical Center de EEUU. Y sucede que otro de las ventajas derivados de los efectos del resveratrol en nuestro cuerpo es que este estimula la adecuada irrigación sanguínea de las células cerebrales, retrasando la aparición de esta clase de nosologías. Las uvas con las que se realiza el vino son una fuente natural de resveratrol, un poderoso antioxidante natural.

Tras refererir muchos productos científicos, no desearíamos ir en este momento de terraplanistas, pero es que nos cuesta bastante opinar lo que asegura este estudio científico de la Capacitad de Medicina de la Facultad Complutense de La capital de españa sobre que la cerveza no genera gases. La verdad es que la digestión del alcohol es un desarrollo complejo en el que se dejan libre compuestos como acetato y dióxido de carbono, y que nos generan esa sensación de hinchazón abdominal. No contradeciremos a los que saben, pero hay que sospechar que si en el momento en que tomamos cerveza, por norma general, ingerimos mucho más proporción de líquido que en el momento en que tomamos vino, lo habitual sería meditar que nos vamos a sentir mucho más hinchados. Por otro lado, lo que asimismo está probado es que el lúpulo de la cerveza tiene un considerable efecto diurético sobre nuestro cuerpo, lo que enseña que nuestros paseos en el baño sean mucho más comunes si nos decantamos por esta última.

Deja un comentario