El último trago antes del autobús.

– El autobús pasa en dos minutos: mira, lo vamos a perder de nuevo este año.

– ¿Pero una copa antes del viaje?

– Basta, no vamos a Vinitaly para las pruebas estáticas de los pabellones.

– Solo salgo con el estómago lleno. Mi madre siempre decía…

– Tu madre sigue viva.

– Eh, pero ya no es lo que era.

– Tiene ochenta y nueve, ¡gracias al carajo!

– Mira, hasta hace un par de años…

– Ella estaba aturdida de todos modos.

– Edad, dolores y molestias.

– ¿Cuál es tu excusa en su lugar? Apurémonos, que nunca deroguen la ley Basaglia.

– Sí Sí. Será rápido. Te gustará.

– Sepa que si no hago una llamada a este número cada media hora…

– Te gustará.

– Tengo un chip debajo de la piel. Lo hacen en Brondi. Sólo un grito y estás jodido.

Damilano Barolo Brunate 2009
Qué nariz: violeta, maza, caja de puros, flores secas, genciana. Bueno, cálido (14,5%), largo, estructurado pero fino. Es un placer beber. Escribo poco al respecto porque lo terminé con prisas y me falla la memoria. Pero si vuelve a pasar… Aspé, ¿de qué hablábamos?

Gini Soave Clásico Contrada Salvarenza Viñedos Viejos 2014
Inicialmente frenado, se expresa en la distancia, beneficiándose tanto del contacto con el aire como del aumento de la temperatura de servicio. El segundo día es un río en pleno caudal: hierba Luisa, miel de cítricos, pimienta blanca, toba y carbón vegetal. Entrada estrecha y cierre crescendo. Intenso, estratificado, lampiño pero ya expresivo. Procedente de cepas prefiloxéricas. Sin dudarlo me privaría de la compañía de algún pariente si me sirviera para volver a saborear esta añada dentro de diez años.

El Arquetipo Místico Primitivo 2014
Más nariz que boca, si buscamos la referencia en la precisión y definición de los reconocimientos: huele a cerezas en aguardiente, incienso y bombones de menta con una insistencia en notas de matorral por momentos deslumbrante. Cálido al límite del licor (16,5%), sabe a pasas, dátiles y tamarindo para desvanecerse en notas balsámicas y torrefactas. De la agricultura sinérgica en el campo de Castellaneta. Marchitamiento de la planta antes de la cosecha. El efecto cierre está ahí, atrápenlo: me pareció en estado de gracia.

Y acabó perdiendo el autobús. Esta vez también.




Deja un comentario