de quieb es la marca vino viña pomal

Respetar la tradición no significa que las bodegas deban sostenerse en códigos que las distancien del público contemporáneo. Mucho más bien al revés, con una población de usuarios poco a poco más avejentada el enorme campo de guerra de las bodegas españolas es a los jóvenes que prosiguen apoltronados en el consumo de cerveza.

Megan Matanza tatuando entre las barricas.

Nota de cata Viña Pomal Crianza 2006

De pluralidad cien% Tempranillo y con una crianza de 12 meses en barrica de roble americano, Vinya Pomal Crianza que desprende notas de color colorado picota destellos.
En paladar resalta la existencia de frutos negros, moras y arándanos, regaliz, violetas y ligeras notas minerales.
De la barrica salva aromas a cacao y torrefactos.
En boca, es despacio, muy elegante y equilibrado.

Indudablemente, Viña Pomal Crianza 2006 ya es un tradicional Rioja bien hecho que pasa a engrosar la enorme familia de vinos de Viña Pomal, formada por Viña Pomal Reserva y Viña Pomal Crianza.

Vinya Pomal

Hermosa con la bodega está la finca Vinya Pomal, coto conseguido y plantado por la sociedad en el año 1908. De las vendimias se realiza el vino Vinya Pomal desde en 1911. Bodegas Bilbaínas tiene mucho más de 1.000 metros de calados de piedra de sillería.

Este se define como mucho más que un vino, un deber. Las cinco variedades tintas de Rioja que le acompañan se unen para impulsar las virtudes de la tradición y la fuerza del carácter. La distinción de su Tempranillo, la deliciosa rusticidad del Graciano, el atractivo alocado de la Garnacha, los matices especiados de la Maturana y al final la capacidad del Mazuelo. Esta marca se compone como una vigorosa combinación, un juego lleno de audacia y un líder en lo relacionado al deber con su origen.

El consumo de vino

Entre las intranquilidades en España es el consumo de vino, si consideramos que es un país comúnmente productor, en lo que se refiere a consumo, falta bastante sendero por recorrer. Preguntado en este sentido por Tecnovino, el enólogo de Viña Pomal piensa que «la inclinación generalmente es comprender y conocer, tanto referido a novedosas variedades como a novedosas designaciones de origen, o descubrir de nuevo designaciones de origen esenciales y que todo el planeta ahora tiene presente como es la situacion de Rioja». Y destaca que «en nuestro caso es atrayente que la multitud se acerque a los vinos, como nuestro blanco que es fresco, que tiene un toque mineral, que es muy distinta a un verdejo, albariño o sauvignon blanc, que tienen la posibilidad de ser los blancos que la multitud toma. Es un blanco fino de Rioja distinto, muy mineral, aromático y también atrayente». Otra de sus ideas da un giro cerca de «llevar a cabo comprender mediante nuestros vinos qué es lo que significa Haro y su terroir, puesto que nuestro enorme pilar es nuestro viñedo y poder enseñar de qué forma es la tierra y el tiempo y de qué forma estamos trabajando» . Imagen del bar de Vinya Pomal a lo largo de la campaña “Vinya Pomal Compromís” en Bilbao. Sobre el poco relieve generacional en lo que se refiere a consumo de vino se considera «primordial comprender que el vino es una parte de nuestra cultura, llevamos unidos al vino mediante nuestra gastronomía a lo largo de los últimos 2.500 años, es algo que debemos ‘ver y comprender salvar’». De esta forma apunta que «qué manera más óptima que esta clase de acontecimientos», tiene relación a la campaña Vinya Pomal Compromís, «por no solo sugerir algo que sea atrayente a los usuarios tradicionales de vinos, sino más bien más que nada a la multitud joven, para proporcionarles los ingreso y la posibilidad de probar un vino de Rioja de una bodega centenaria, como Bodegas Bilbaínas y Viña Pomal».

En la campaña “Viña Pomal Compromís”, Alejandro López, participó en catas para argumentar los datos de los vinos de esta bodega de La Rioja. Apasionados ​​por los avances en tecnología que para un enólogo logren ser esenciales decidimos consultarle por cuál cree lo destacado de los últimos tiempos, «en nuestro caso particularmente es saber mejor nuestros viñedos, detectar nuestros viñedos y ser capaces de comprender la calidad que conseguiremos». Esto representa para este enólogo «regresar al origen de todo el mundo del vino y de la enología, pero con el saber que contamos hoy día a nivel de viticultura y esto nos facilita llevar a cabo este género de vinos». Considera el trabajo que hacen en la bodega «clásico riojana, lo que se hizo a lo largo de los últimos cien años en Rioja haciendo un trabajo nuestros vasos con las manos de la gente, pero nos apoyamos en bases de datos técnicas, en agricultura de precisión, desde conteos y fotografías desde el lote con quads planta por planta, hasta fotografías aéreas y satelitarias para detectar la evolución en el año de todas nuestras parcelas». O sea, usan las herramientas tanto habituales como novedosas «para ser capaces de detectar cada región del viñedo ahora qué vino va a ir designado». Esto piensa «saber la calidad del vino desde el viñedo ahora partir de ahí tomar las resoluciones de vendimias, de qué manera cosechar, realizar y qué potencial va a tener este vino después en la bodega».

Deja un comentario