de que zona son los vinos valdepeñas

El Hotel Veracruz Plaza & Spa de Valdepeñas se tiene dentro a la Ruta del Vino de Valdepeñas.

Hotel de 4 estrellas, hotel de vanguardia ubicado en el centro de la región. Está pertrechado con las mucho más modernas instalaciones, en las que tradición y modernidad se dan la mano. En sus estancias puede descubrirse el auténtico reposo, que conjuntado con la gran oferta de servicios que nos ofrecen, van a hacer de nuestra visita un auténtico exitación por nuestros sentidos. Tiene un gimnasio pertrechado, un spa donde se tienen la posibilidad de localizar tratamientos de vinoterapia entre aquéllos que resaltan el baño en la uva morada en la bañera «Caracalla» y terapias «Wine therapy». Unos días en el Hotel Veracruz Plaza son la posibilidad idónea para cuidarse por la parte interior y por fuera.

Valdepeñas es un pueblo de cinemascope. Quizás por el hecho de que asimismo los panoramas manchegos, llenos de luz, de horizontes inmensos, son panoramas de cinemascope

El viajero va a poder estudiar mucho más de la historia y tradición del vino Valdepeñas en el Museo del Vino alzado sobre la vieja bodega de Leocadio Morales, fechada en 1901 y entre las que mucho más intensamente vivió el apogeo comercializador y exportador de los vinos de Valdepeñas a inicios del pasado siglo. El Museo del Vino deja una impecable inmersión en la civilización del vino y los misterios de la enología aparte de conocer toda la historia y tradición de la Denominación de Origen Valdepeñas, centrando además de esto sus sacrificios en reflejar este ajetreo hacia la calidad iniciado en la década de los años setenta que ha desembocado en la elaboración de unos vinos reconocidos nacional y también a nivel internacional.

A propósito, la Denominación de Origen Valdepeñas está formada por las viñas de nuestra localidad adjuntado con las de Granátula de Calatrava, Ética de Calatrava y Santa Cruz de Mudela, y por las de Torrenueva, San Carlos de el Valle, Alcubillas, Alhambra, Torre de Juan Abad y Montiel, del histórico y quijotesco Camp de Montiel. La visita a Valdepeñas debe completarse con la parada en La Bodega de las Estrellas, enoturismo de calidad, que nos da la oportunidad de efectuar una visita dirigida inolvidable en una bodega clásico para conocer la enorme relación que existe entre el vino y los ritmos y ciclos de la luna y las estrellas. Y evidentemente, hay que tener en consideración que, como es natural, Valdepeñas festeja su enorme semana a lo largo de las Fiestas del Vino -principios de septiembre- declaradas de interés turístico nacional. Indispensables: el museo de la Fundación Gregorio Prieto (el mayor museo privado de Castilla-La Mácula), que exhibe obra del pintor, tal como de Vázquez Díaz, Picasso, De Chirico y dibujos de Lorca y Alberti, entre otros muchos. Y en el momento de comer, si algo tiene Valdepeñas es buen vino y sitios de buena comida.

Corcovo (Megia y también hijos):

Una bodega de 1884 que en 1994 pasó a manos de Juan Antonio Megía y su familia, dando rincón a su marca Corcovo. El exterior guarda el edificio original del siglo XIX, pero su gruta es la que resalta y donde se avejentan sus vinos, unos de los mucho más vendidos y premiados de la región.

Bodegas Félix Solis

Se encuentra dentro de los colosales bodegueros de Valdepeñas, pero no ha perdido su esencia de compañía familiar. Generan mucho más de 300 millones de litros por año y son, en la actualidad, entre los mayores exportadores de vino de España.

Su filosofía es llevar a cabo un producto identificable, alcanzable, sostenible y de calidad, ¡y vaya si lo consiguieron! Villa Albali o Los Molinos son 2 de sus fabricantes mucho más identificables y puedes localizarlas en cualquier autoservicio a un precio mucho más que razonable. «Por el hecho de que no todos tenemos que llevar a cabo vinos de alto rango», nos explicaron a lo largo de la visita.

Deja un comentario