de donde vinieron los homínidos de orce

La paleoantropología –ciencia que se encarga de los fósiles de homínidos– tiene una influencia mediática destacable, en tanto que el estudio del origen del hombre, aparte de su interés científico, no es indiferente a implicaciones sociales, políticas, culturales, ideológicas y religiosas, que no tienen otras ciencias. Entre estas implicaciones resaltan las rivalidades nacionales por atribuirse ser el primer hombre de un preciso campo geográfico (primero europeo, por servirnos de un ejemplo), la ensaltación del nacionalismo y del orgullo patrio, la explotación turística y cultural (pensad- en los parques temáticos), la rentabilidad política (los yacimientos se usan en ocasiones como instrumentos de publicidad), la utilización racista y sexista de sus teorías (la creencia en la superioridad étnica) o el enfrentamiento entre ciencia y religión (ver las relaciones entre creación y evolución).

Entre los varios casos de descubrimientos paleontológicos que fueron recogidos en la prensa, nos vamos a centrar en el llamado Home d’Orce, un hallazgo científico que generó mucho más de 1.000 productos en periódicos españoles . Hablamos de un fragmento craneal de unos 8,5 cm de diámetro hallado en 1982 en el yacimiento de Venta Micena, en Orce (Granada). Sus descubridores, los paleontólogos Josep Gibert, Jordi Agustí y Salvador Moyà, después de los primeros análisis de la parte de afuera del fragmento, atribuyeron el resto fósil a un homínido entre 900.000 y 1.600.000 años. Hasta el momento, los fósiles humanos mucho más viejos hallados en Europa tenían una antigüedad de unos 600.000 años. El hallazgo suponía que la presencia humana en el conjunto de naciones europeo podría retrasarse un millón de años. Esto implicaba una revisión de las teorías sobre la evolución del género humano referidas a la fecha de llegada del hombre a Europa y su vía de penetración en nuestro conjunto de naciones, ya que este fósil era un rastro de un viable paso de los nuestros ancestros ​​desde África a través del Ajustado de Gibraltar, y no por Asia y Europa oriental.

uva

El descubrimiento podía mudar radicalmente las proposición hasta el momento dominantes sobre las migraciones prehistóricas.

El Hombre de Orce

En 1982 se descubrió un discutido fragmento craneal humano que ubicaría al popular como Hombre de Orce como el homínido mucho más viejo hallado hasta esa fecha en Eurasia. Supuestamente, los huesos hallados en Venta Micena eran humanos según su explorador, Josep Gibert, si bien su antigüedad y su relevancia son discutidas por la red social científica.

Los opositores de Gibert defienden la existencia de una cresta en el fósil encontrado para asegurar que tenía que ver con restos de un équido y no de un humano. No obstante, recientes indagaciones concluyeron que un diente de leche fósil de un niño hallado en Barranco León, entre las zonas arqueológicas de Orce, se considera como el resto humano mucho más viejo de Europa Occidental, con 1,4 millones de años de antigüedad.

Referencia bibliográfica:

Torres JM, Borja C, Gibert L, Ribot F, Olivares EG. Twentieth-Century Paleoproteomics: Lessons from Venta Micena Fossils. Biología. 2022; 11(8):1184. https://doi.org/diez.3390/biology11081184

“40 AÑOS CON PRESENTE”

El día 8 de julio se festejaba la primera Charla Aniversario PRECUBRIMIENTO: “40 AÑOS CON Historia por la Facultad de Granada, Directivo del Emprendimiento Orce, Juan Manuel Jiménez Arenas.

Todos coinciden, que este es el instante para ORCE, de este modo lo manifestó en la charla que sucedió el viernes 15 de julio, en el Salón de actos del Silo, el instructor de investigación ICREA en el Centro de Paleoecología Humana y Evolución Popular en Tarragona, Jordi Agustí

Deja un comentario