de donde son tipicas las peras al vino

Tras veinte años viviendo en La Rioja ahora iba siendo hora de que les mostrara algo muy de aquí: la genuina receta de peras en el vino tinto. Recetas que le expliquen de qué manera llevar a cabo peras en el vino tinto hallará muchas, pero piensan que esta es la buena y la que queda impecable. Además de esto, es una receta con truco, un truco que firma un chef de mucho lujo y con enorme popularidad en esta tierra como Lorenzo Cañitas.

Elementos para las peras al vino tinto

8 peras tipo blanquilla o charla

500 ml de vino tinto

tixagb_3)

Si hacemos muchas peras y nos sobran, o deseamos tener ciertas siempre y en todo momento dispuestas para sacarnos de un aprieto en el momento en que nos hemos quedado sin postre. Podemos preservarlas en botes de vidrio, tipo guarda:

  1. Como siempre y en todo momento, esterilizamos bien los botes en agua ardiente. Lavándonos en el lavaplatos vamos a tener asimismo exactamente el mismo resultado. Si es viable procuramos unos botes altos a fin de que nos entren las peras en vertical.
  2. Cortamos las peras a mitades y les quitamos el corazón (si no lo habíamos hecho antes). Las ubicamos en vertical, rellenamos con el almíbar de vino y después ponemos los botes al baño maría a lo largo de 30 minutos, para hallar un sellado especial.
  3. Otra alternativa para cocerlas es realizarles múltiples cortes verticales y presentarlos tal y como si fuera un abanico entreabierto. Un complemento ideal es la nata montada o una bola de helado.

Preparación de las peras al vino

  1. Pelamos las peras, dejándoles la cola de la parte de arriba para lograr después manipularlas con sencillez. Si tenemos un utensilio para extraerles el corazón lo hacemos, en caso contrario ahora lo vamos a sacar en el momento de degustarlas. Efectuamos un corte horizontal en la base de las peras a fin de que se asientan bien en la olla.
  2. Escogemos una cazuela/olla de base ancha a fin de que nos entren con perfección las 4 peras. Debe sobrar espacio, lo bastante entre ellas para después regarlas con el vino.
  3. Volcamos el vino y ponemos a calentar a fuego medio, en el momento en que coja temperatura agregamos el azúcar y removemos a fin de que se vaya integrando. Agregamos en este momento la canela en rama, el caparazón de naranja y el de limón. Recuerde que debemos quitarles la parte blanca a fin de que no nos aporten amargura.
  1. Ubicamos las peras en la olla, tapamos y cocinamos 25-30 minutos a fuego medio. Es esencial ocasionalmente, cuando menos cada 5 minutos, ir regando las peras múltiples ocasiones con el almíbar de vino que se marcha cocinando. Según hayamos ido bañando la fruta, comprobaremos de qué manera va consiguiendo el color del vino tinto.
  2. Pasado el tiempo de cocción verificamos con una brocheta o pincho el punto perfecto. Hay que ingresar de forma fácil hasta el corazón de la pera, cuya carne ha de estar tierna.
  3. Retiramos las peras a un plato cogiéndolas por la cola. Proseguimos reduciendo el líquido de la olla, en esta ocasión a fuego prominente a lo largo de unos diez-15 min. Debemos buscar que nos quede un almíbar de vino pero sin que llegue a caramelizar.
  4. Tienen la posibilidad de consumirse tibias o frías según los deseos. Si bien la manera mucho más habitual es consumirlas una vez hayan enfriado en el frigorífico. Tenemos la posibilidad de calentar sutilmente el almíbar a fin de que contraste con la fruta. Emplatamos en un cuenco una pera por persona con algo de almíbar.

Deja un comentario