de donde son los vinos de la ribera del duero

En varias zonas vinícolas de España ahora han comenzado con la vendimia y en otras están por comenzar. De lo que nos encontramos seguros es que el aire de otoño huele a viñedo y más que nada a uva, de ahí que deseábamos dedicar esta entrada de nuestro blog a Ribera de Duero, una de nuestras Designaciones preferidas y una de enorme prestigio de este país.

El vino Ribera del Duero puede alardear de una alta calidad conocida. Se cultivan en una franja achicada de terrenos sedimentarios ubicados a los dos márgenes del río Duero, en la Red social de Castilla León, en el centro norte de España. Su patria muchacha son las tierras de algo mucho más de cien ayuntamientos de las provincias de Soria, Segovia, Burgos y Valladolid, cuya gente siempre y en todo momento ha conocido los misterios mucho más íntimos del vino.

Tiempo radical, altitud y suelos complejos; claves de los vinos D.O. Ribera del Duero

Al buen realizar de los viticultores y bodegas de la D.O. La Ribera del Duero se aúna la predominación de tres causantes clave en el momento de saber el carácter de estos vinos. Estos son su tiempo, la dificultad del terroir y la enorme altitud en que se distribuyen los viñedos, entre los mucho más altos de todo el hemisferio norte.

El tiempo, a medio sendero entre el mediterráneo y el continental, es duro y radical. Las precipitaciones son bajas, con unos 400-600 mm cada un año de media. Las temperaturas, muy variables durante las distintas estaciones del año, registrando escenarios desde los -20°C del frío y largo invierno; hasta los mucho más de 40 °C en los días mucho más calurosos del verano. Estas oscilaciones térmicas asimismo son muy marcadas en el periodo en que avanza todos y cada uno de los días, más que nada a lo largo de la etapa final del verano, con elevadas temperaturas a lo largo del día, consecutivas de noches parcialmente frías. De este modo, el tiempo influye de manera primordial en todo el período vegetativo del viñedo, tal como en la maduración de las uvas, que se muestran pequeñas y de piel gruesa, impecable y poco a poco maduradas. De un potencial enológico altísimo.

LA FAMA DE RIBERA DEL DUERO

Pero si deseamos llegar hasta la creación de este vino habría que regresar a temporadas mucho más viejas de España. Diríase que los fenicios fueron los auténticos desarolladores de los vinos Ribera del Duero. Asimismo los romanos fueron quienes catapultaron la popularidad en todo el imperio.

Con el paso del tiempo, La Ribera ha conocido renovarse y amoldarse a las solicitudes de los usuarios, abriendo sus puertas en España, en Europa y en el planeta. Transformándose de esta forma en entre los vinos referentes.

¿De qué forma son los vinos Ribera del Duero?

De la misma sucede con la mayor parte de los vinos, las condiciones climatológicas que tiene el viñedo de los Ribera del Duero hacen que este sea un vino con unas especificaciones únicas en el planeta.

En la alta meseta de Castilla y León frecuenta haber lluvias moderadas, veranos secos, inviernos largos y una enorme amplitud térmica en las distintas estaciones del año. Por lo relacionado a los suelos donde se cultivan, son limosos y arcillosos. Las mucho más de 300 bodegas en las que se genera esta Denominación de Origen se dividen entre las provincias de Burgos, Soria, Valladolid y Segovia.

¿Qué variedades de uva hay en la Ribera del Duero?

En todos y cada Denominación de Origen hay una pluralidad de uva específica con la que se realiza el vino. En un caso así en la Ribera del Duero se destaca la uva tempranillo. En menor medida se cultivan cinco variedades mucho más que te mostraré ahora:

  • Uva Tempranillo: Como te he dicho antes es la pluralidad primordial de los vinos de la Ribera del Duero. Gracias a su relevancia te charlaré de manera mucho más popularizada sobre esta pluralidad en el próximo apartado.
  • Cabernet-Sauvignon: Esta clase de uva de uvas pequeñas y compactas con bayas de piel dura dota al vino de una acidez alta, color profundo y donde resaltan aromas de pimiento verde y frutos tintos.
  • Merlot: En esta pluralidad las uvas son de tamaño medio, menos sólidos y de bayas de un color negro azulado. Su acidez es media y tiene aromas de fruta negra con matices de frutos secos.
  • Malbec: Uva de uvas asimismo de tamaño medio, muy sueltos y bayas pequeñas. Son vinos de alta acidez con aromas a frutos tintos.
  • Garnacha Tinta: Sus bayas son de color morado siendo uvas compactas de tamaño medio. Tienen aromas frutales en los que resalta la fresa madura, con una acidez media.
  • Albillo: La única de pluralidad blanca. Con una uva blanca de piel fina y uvas medias y sueltas. Son vinos muy aromatizados a frutas como el albaricoque, el melocotón y la manzana.

Deja un comentario