de donde procede el vino palo cortado

Hay 2 vinos, o géneros de vino, en el Marco de Jerez que están de forma permanente rodeados de un halo de misticismo, indecisión, incredulidad, secreto, etcétera., que son la manzanilla pasada y el palo cortado.

En lo que se refiere a este último, un día andas de visita en una bodega de Jerez y entre los vinos que se probarán hace aparición el palo cortado; el enólogo, el bodeguero, o el encargado de turno te cuenta como el año tal, el capataz con su nariz advirtió algunas desviaciones en unas escasas botas de la solera de oloroso, algunos matices, que las distingue de las otras botas; se marcaron,  se apartaron de la activa de la solera, y desde ese momento se las protege de forma cuidadosa, reduciendo sus sacas. Mi madre nº1!

Goza del mejor vino Pal Tallat

El Pal Tallat es un género de Oloroso, si bien haya podido tener una etapa de crianza biológica, puesto que esta fué parcialmente corta y el periodo de crianza oxidativa fué claramente superior, con lo que los recuerdos de su etapa bajo velo -esta nariz de amontillado tan característica- son mucho más lejanos que los de su vinosidad y también intensidad como oloroso.

El Palo Cortado es un vino limpio al olfato, afín al Amontillado, pero con el espesor asociado al Oloroso al paladar. Esto es: Acumulado en nariz, Oloroso en la boca. Es un vino de color caoba refulgente, aroma avellado, paladar seco, equilibrado, muy elegante y muy persistente

Los Postes Cortados presentados por Antonio Flores.

Entramos en la salón de catas. El perfume de vino de Jerez se siente por toda la planta. Los reflejos color bronce del vino en sus copas crea una sensación de tranquilizadora distinción acuática. Nos encontramos rodeados de los suaves murmullos de la excitación dominada. Don Antonio Flores se pone a charlar.

Me levantaré. No es por vanagloria personal sino más bien pues soy nerviosísimo. Disculpen el retardo y desearía proporcionarles gracias por su paciencia, hemos comenzado un tanto después. Pero me agrada que los vinos estén servidos en el momento en que el público entra en la salón. Deseo sentir el fragancia y el color del vino. Les solicitaré un favor, concédame algo de su tiempo y deje volar la imaginación; empieza un viaje a Jerez. Abrimos las viejísimas puertas de la bodega, les invito a ingresar.

Deja un comentario