de dónde es originario el vino caliente con especias

El vino ardiente con condimentas es una tradición de invierno en numerosos países del norte de Europa. Tiene un gusto muy divertido y se emplea para batallar el frío. Es conocido como Glühwein en Alemania y Holanda, vin chaud en Francia, greyano vino a Bulgaria, mulled en países de charla inglesa, vin brulé en Italia, grzane wino en Polonia osicak sarao a (tixa se pierde en la crónica de este conjunto de naciones y dejó huellas en instantes esenciales y registrados. En temporada del Imperio De roma se le conocía como Conditum paradoxum y consistía en cocer miel con condimentas, frutas y vino. En la Edad Media, Robert de Nola, creador catalán del “Libro del Coch” charla sobre la preparación famosa como vino hipocraso -en teoría la creación de este vino se le asigna al médico heleno Hipócrates- que consistía en calentar vino con miel y condimentas como nuez moscada, canela, clavo, jengibre, pimienta negra, etcétera. Se tomaba ardiente y se servía para apaciguar los días grises y fríos de invierno. José Maillet en su obra “El Confitero Moderno”, publicada en Barcelona en 1851, relata 2 géneros de vinos: el vino hipocraso y el vino hipocraso espumoso.

Barón de Ley Reserva 2006

El vino Rioja es increíble para tomar ardiente, como todos y cada uno de los buenos vinos, por su increíble combinación aromas-acidez.

Esta receta especiada tiene su origen en la Vieja Roma

Fue bajo el Imperio De roma, cerca del año 20 dC, en el momento en que se marcha inventar el primer vino ardiente y condimentado. Tenía que ver con hervir miel en vino, después añadir condimentas (pimienta, masilla, nardo, laurel, azafrán…), dátiles torrados y otros álamos en vino. Después, todo se diluía en un vino de calidad para suavizar la mezcla.

Para conseguir una preparación que se acerque a la que se consume actualmente, es requisito remontarse hasta la Edad Media. En el siglo XIII, la localidad de Montpellier era conocida por la preparación de vinos picantes y su comercialización. A esta localidad portuaria llegaban las condimentas de Oriente y, entre ellas, la reina de los vinos picantes era el clavo de fragancia.

Vino ardiente, tradición y arte reunidos en un mismo espacio, la taberna Alma.

En Ánima Galería Taberna lograras saborear este reconfortante vino ardiente mientras que gozas de la música directamente, los recitales de poesía, las maravillas artísticas expuestas allí y los febriles debates que acostumbran a darse sobre literatura, cine o arte, cubierto al unísono de una decoración única, donde se mezcla la tradición y el castizo de las tascas típicamente andaluzas con el aire bohemio que caracteriza a Sevilla, creando una mezcla incomparable.

Con lo que si estas buscando un espacio donde resguardarte del frío, gozar con amigos, comprender gente novedosa y dialogar en un ámbito íntimo y típicamente hispalense mientras que deguste esta deliciosa bebida ardiente le animamos a ir al Alma Galería Taberna.

Deja un comentario