con que vino se come el queso

El queso se encuentra dentro de los artículos gastronómicos que absolutamente nadie deja indiferente: a bastante gente no les persuade su gusto fuerte y diferente y eligen no incluirlo en sus platos, pero para otros es un manjar que la pasan bien en su paladar siempre y cuando tienen la posibilidad de. Más allá de que es verdad que su gusto puede ser radical en ocasiones, el queso se encuentra dentro de los artículos con mayor renombre en la cocina de españa –a pesar de que los mucho más conocidos sean los de nuestros vecinos los franceses– y adjuntado con la tortilla de patatas o el jamón entre los mucho más valorados. ¿Y qué mejor que probar un óptimo queso y saborearlo bien en tu paladar? Ya que acompañarlo, naturalmente, con vino. El vino casa de manera perfecta con el queso y hay géneros de vinos que maridan excelente con según qué géneros de queso. Te los exponemos el día de hoy en Tapas Magazine.

Camembert o brie. Enormemente aconsejable tomarlo con un Chardonnay o un Sauvignon Blanc que suavizarán el gusto del queso en tu paladar.

Con vino blanco

Cuando probado vino blanco con queso ahora nada va a ser lo mismo. Varias personas se detallan incrédulas frente este maridaje de vino y quesos, puesto que semeja extraño ofrecerlo tras haber servido un vino tinto con cuerpo para acompañar al platillo primordial. No obstante, hay platos fuertes que maridan de manera perfecta con vino blanco, el que puedes tomar a lo largo de toda la comida hasta llegar al plato de quesos.

  • El queso de cabra combina bien con independencia de su envejecimiento. El maridaje tradicional es con sauvignon blanc.
  • El queso hecho y otros quesos blancos para hundir acompañan a vinos blancos afrutados, frescos y de acidez satisfactorio.
  • Los quesos alpinos, como gruyer y Comté, maridan con vinos blancos suaves y secos de buena acidez y aromatizados, como el pinot gris.
  • Los quesos suaves y semimaduros de corteza anaranjada complementan vinos aromatizados con pinot noir y gewürztraminer.

Quesos tiernos

Un queso tierno fortalecerá su gusto con un vino blanco seco y rápido o un rosado, especialmente si el queso es de oveja. Pero la combinación mucho más impactante y satisfactorio nos la dan los vinos de aguja y el cava, mejor si es un brut nature. El carbónico de estos vinos capacidad los quesos tiernos y su acidez rebaja la sensación grasa.

vid

Los negros jóvenes son una aceptable decisión. Al tener pocos taninos, eludimos que se pierdan los sabores del queso. Los blancos con algo de barrica y los cavas asimismo nos presentan excelente resultados. Los blancos de Ribeiro proponen una acidez y ligereza muy correcta para casar con semicurados y su toque afrutado añade capas de hondura al tomarlo al lado de estos quesos.

Qué queso combina con el vino blanco

Conformados por la observación, el talento y el intelecto humana, el queso y el vino son 2 cosas espectaculares que prueban lo que resulta si la naturaleza y el hombre trabajan juntos. Si bien tanto el vino como el queso semejan completamente independientes a fácil vista, desde hace tiempo fueron una combinación gastronómica tradicional. Podemos destacar que los dos artículos tienen un grupo de especificaciones afines, como la edad, la textura, tal como varios aspectos de gusto y gusto. Tenerlas presente contribuye a hallar los más destacados maridajes de vinos y quesos, que van a ser el plato fuerte de cualquier celebración.

Si bien no hay reglas universales para detectar con precisión qué queso combina a la perfección con el vino, el maridaje de queso y vino no es solo una cuestión de gusto personal. Existen varios consejos útiles a los que merece la pena prestar atención en el momento de seleccionar el queso para el vino o al reves. El consejo primordial es conjuntar adecuadamente la acidez. Los quesos mantecosos y mantecosos tienen que conjuntarse con vinos suaves y melosos, al tiempo que los quesos mucho más picantes se mezclan con vinos mucho más amargos. Los quesos de alta acidez contrastan bien con los vinos dulces, al paso que los vinos de alta acidez se complementan realmente bien con los quesos salobres. Otra cosa esencial es la fuerza del vino: cuanto mucho más fuerte sea el vino, mucho más afilado ha de ser el queso. Otra pauta bastante común para casar un óptimo queso con un vino de una cierta pluralidad es seleccionar estos 2 artículos de una misma zona de origen. Elaborados en exactamente las mismas condiciones naturales y climáticas, tanto el queso como el vino tienen que tener calidades y características complementarias.

Con el cheddar…

Queda impecable la versión mucho más despacio del Cheddar y un óptimo vino tinto rápido y afrutado, si bien asimismo tenemos la posibilidad de emparejarlo de manera fácil con algún otro vino . como un blanco o un cava… pero su versión adobada se transporta mejor con un Rioja.

Deja un comentario