con que se marida el vino rosado

El vino rosado y el queso son buenos socios. Se aconseja añadir queso de cabra, camembert o briepara disfrutar de la similitud particular de los 2 sabores.

Los platos fresquitos del verano, como las ensaladas, las pastas y el arroz, maridan con perfección con los rosados ​​por el hecho de que tienen una suavidad y lozanía únicas que hacen que los platos estén mucho más sabrosos.

El amigo de todos: el cebiche peruano

El misterio tras cualquier buen cebiche peruano es que la leche de tigre sea balanceada. // Fotografía: Paloma García Castillejos. #shotoniPhone

En el momento en que charlamos de cebiche peruano es importante comprender que la leche de tigre es clave: no va a ser muy ácido ni estar insípida.

Maridaje de vinos rosados: guía rápida

¿Va a ser el maridaje de vinos rosados ​​tan especial como el color y las características? Ahora te desvelamos cuáles son las comidas que maridan con el vino rosado:

  1. Arroz y pasta: que el vino rosado mucho más habitual, el Lambrusco, sea italiano, no es ninguna coincidencia. Y sucede que el vino rosado es un acompañante perfecto para arroces como el risotto o la clásico pasta italiana.
  2. Marisco: si bien el vino blanco es por antonomasia el perfecto para acompañar al marisco, el vino rosado le hace una fuerte rivalidad. Y sucede que las variedades mucho más afrutadas de vino rosado maridan bien con el marisco. Pruébalo!
  3. Pescado: dorado, merluza… el pescado asimismo se puede acompañar con vino rosado. Singularmente, los vinos rosados ​​con aromas, y los afrutados (estos últimos son perfectos para conjuntar con marisco).
  4. Embutidos: la hora de la merienda asimismo puede ser una gran idea para tomar una copa de vino rosado con algún embutido. ¡El salchichón o el jamón son buenos ejemplos! En un producto previo comentábamos que el vino blanco y los quesos tienen la posibilidad de ser enormes socios. Bien, ya que en la situacion de los vinos rosados, el queso asimismo puede casar, ¡pero eso sí, deberá ser un queso despacio!

Maridajes perfectas con vino rosado

El vino rosado acostumbra caracterizarse por su lozanía y elegancia, con notas frutales como la cereza y fresas que resaltan su distinción. En un vino perfecto para acompañar múltiples entradas veraniegas como las bruschettas de anchoas, ensalada nicoise, hummus o un refrescante prosciutto con melanzane. Es asimismo un muy elegante colega de preparaciones con cangrejo, frutos de mar, pescados rápidos fritos o marinados, wraps con pavo o veganos de couscous, o un fácil quiche de salmón y cream cheese. Fresco y exquisito, puede ser polivalente en un atardecer caluroso. Aconsejamos ser útil este género de vino a temperaturas frescas desde los 8/diez grados.

En lo que se refiere a postres, el vino rosado puede marchar perfectamente con un tradicional de Uruguay como el dulce de leche. Un postre dulce y exquisito, que adjuntado con el refrescante vino rosado proponen una experiencia perfecta.

Rápidos, minerales y secos

Los rosados ​​de la Provenza o los elaborados a partir de pinot noir en el Loire dan rincón a un estilo muy complejo que marcha con entrantes rápidos, marisco despacio o quesos frescos de cabra. Los patés mucho más rápidos, tipo atún, sobre un pan fino y crocante de aroma neutro resaltarán la sutileza de estos vinos.

El vino rosado de Navarra y rosados ​​de La Rioja, en especial el elaborado desde uvas de garnacha en un estilo tradicional, con algo mucho más de color que las recientes preparaciones de inclinación provenzal, piensa una herramienta de enorme utilidad en el momento de razonar maridajes. Anchoas o cerdo asado son ciertas probables composiciones; azafrán, yerbas provenzales y pimentón potenciarán el perfume de estos rosados.

Deja un comentario