cómo sostener la copa de vino por el tallo

Copa de vino clásico:

Sosten el tallo entre el dedo pulgar y los 2 primeros dedos. Sosten el tallo de la copa de vino entre el dedo pulgar, el dedo índice y el dedo medio.

Fallos al tomar una copa de vino

Entre los fallos más habituales al tomar una copa de vino es llevarlo a cabo por el cáliz. Y no es de extrañar que este modo esté tan popularizada, no detenemos de observarlo en multitud de series y películas. Aparte, este modo es la sugerida para otros géneros de alcoholes de mayor graduación. Como comentamos antes, sostener la copa de este modo provoca que el vino se ardiente mucho más veloz, gracias a que el calor de nuestra mano se transmite de forma directa al líquido. Además de esto, tenemos la posibilidad de manchar el cáliz por el contacto con nuestros dedos. Lo que en dependencia de la situación donde estamos puede ocasionar una mala impresión.

Por otro lado, sostener la copa por el pie no es frecuente pero tampoco se consideraría rigurosamente un fallo. Este modo es propio de expertos del vino o sumilleres, quienes sostienen la copa por la base con el dedo índice y pulgar. No obstante, este modo puede ser bastante mucho más incómoda y provoca que sea mucho más bien difícil supervisar la copa. ¿Conocías la manera adecuada de tomar una copa de vino? Te animamos a entrenar las distintas técnicas que contamos con los más destacados vinos de las D.O. de la Mácula y Ribera del Duero, y de la I.G.P «Vino de la tierra de Castilla y León», libres en nuestra tienda.

¿CÓMO SE ACOGE UNA COPA DE VINO?

Por increíble que parezca, este tema acostumbra suscitar polémica. Para muchos, la posición ideal es la que hacen los sumilleres y los expertos del arte de la cata del vino. Hablamos a este ademán con el que acostumbramos a detectar a estos expertos: sosteniendo la copa por el pie. No obstante, afirmemos que sostener una copa de esta manera lo vamos a dejar solo para ellos. No solo resulta mucho más incómodo manejarse con ella de este modo sino, además de esto, es enormemente posible que nos caiga.

Siendo verdaderos, para el común de los fatales lo idóneo es coger la copa por el tallo. O, dicho de otra forma, por esta parte delgada que une la base de la copa con el cáliz, el espacio guardado al vino.

Deja un comentario