cómo ser un buen bebedor de vino

Un día idóneo para cualquier apasionado de los vinos puede cambiar desde tomar vino en el portal de su casa, comunicar una comida casera con amigos mientras que degustan un Malbec, hasta tomar vino en una lata y llevar -lo en la playa.

Tomar vino y tomarlo bien.

  1. La copa tiene tres partes: el pie, el tallo y el cáliz. Siempre y en todo momento se toma del tallo para sostener la temperatura adecuada del vino y no calentarlo.
  2. Un óptimo bebedor de vino siempre y en todo momento va a hacer un guiño y una nariz en la copa que está por probar. Si deseas ingresar en este planeta, aquí te contamos de qué manera evaluar.
  3. Jura siempre y en todo momento servirlo a la temperatura correcta. Los blancos en general se sirven de diez a 12 ºC; los tintos de 14 a 16º y los espumosos a 8ºC.
  4. En el momento en que están cerradas, las botellas de vino tienen que guardarse en un espacio obscuro y de prioridad, en situación horizontal. Esto, a fin de que no se oxide.
  5. Una copa de vino tinto se sirve hasta el ecuador; o sea, hasta la parte mucho más ancha del cáliz. Los blancos van algo mucho más abajo y tratándose de espumosos se llena a 2 terceras partes.
  6. Al evaluar un vino, primero toma un pequeño trago, pasealo por tu boca y se traga en el instante. El segundo ha de ser mucho más consistente y este sí que analízalo a conciencia. Esto te servirá a fin de que el ataque del alcohol no sea tan belicoso y logres sentir los aromas y sabores.
  7. El vino consigue distintas sabores y aromas en el momento en que introduces aire en la boca o haces piches. Pese a lo que te afirmaron tus progenitores en la niñez, esto no es una falta de educación.
  8. En el momento en que vas a evaluar múltiples vinos cerciórate de llevarlo a cabo con moderación. En ciertos sitios ponen vierteaguas y realizar esto asimismo es absolutamente válido.
  9. Al ofrecer, jura no chocar las copas bastante fuerte y de prioridad solo levantarla. Esto protege de la fragilidad de la cristalería.
  10. Si quiere almacenar una botella de vino abierta, asegúrese de ponerla en la parte mucho más fría de el frigorífico y absolutamente tapada a fin de que no entre oxígeno. Debes ingerirlo máximo tres días después.

Fallos que tienes que eludir al tomar vino

No tomes jamás los vinos pasados ​​de temperatura. En el momento en que están bastante calientes pasan tres cosas: la primera es que expulsan sus aromas bastante veloz; la segunda es que el alcohol se evapora y oculta el resto y la tercera es que el líquido se oxida. Cada pluralidad tiene un margen de temperatura diferente:

  • Vinos tintos con crianza, entre 16 y 18ºC.
  • Negros jóvenes, entre 14 y 16ºC.
  • Blancos con crianza entre diez y 12ºC.
  • Blancos jóvenes entre 6 y 8ºC.
  • Espumosos a 5ºC.

¿Eres un individuo distinguida y práctica?

Esta clase de personas tienen la capacidad de ver la esencia de las pequeñas cosas, tienen una cabeza resolutiva y de ahí que se les reconoce como personas creativas y al tiempo comprometidas con lo que desean.

Si te sientes reconocido con todo cuanto nos encontramos hablando, ahora has encontrado tu vino especial, el Vino Reserva. Estos vinos fueron tres años terminados en su etapa de envejecimiento, de los que por lo menos 12 meses les habrán pasado a la barrica de roble y el resto en botella, en la situacion de los vinos tintos. Para los rosados ​​y blancos el tiempo de envejecimiento se disminuye a 2 años, obligándoles a mantenerse 6 meses en barrica. Merced al enorme tiempo que pasan en barrica son vinos en los que se aprecian pequeños destellos que les hacen particulares, de ahí que este género de personas son sus inmejorables bebedores.

Deja un comentario