cómo hacer arroz a lo pobre con vino blanco

El arroz, semilla de la planta Oryza sativa, es el tercer cereal mucho más producido en el planeta y el primero en la nutrición humana, además de ser considerado alimento básico en muchas etnias de cocina. Hay múltiples ediciones sobre el origen de la primera cosecha de arroz. No obstante, entre los historiadores la mucho más habitual destina a China como el primer país que desarrolló el cultivo de este cereal, más allá de que reconoce asimismo que fue en la India donde se descubrió por vez primera en su forma silvestre .

De qué manera realizar la receta de Patatas al Pobre o con Vinagre y All

  1. Pelamos las patatas y las cortamos de manera muy fina, puedes llevarlo a cabo a mano o con el cortador mecánico, si dispones uno, las salamos. Cortamos la cebolla por igual.
  2. Volcamos un chorrito de aceite en la sartén, la cantidad ideal para cubrirlas.
  3. Freímos a fuego retardado la cebolla y las patatas hasta el momento en que nos queden blandas y no torradas. Esencial que nos queden agradables. Una vez fritas las sacamos del aceite y reservamos en un plato, dejarlo a mano ya que al siguiente paso ¡deberemos tenerlas cerca!
  4. Dejamos una migaja de aceite en la sartén previo y freímos el ajo picado, en el momento en que comience a oscurecerse echamos un chorrito de vinagre de vino blanco y de forma rápida lo volcamos sobre las patatas que hemos apartado.

Con esto concluimos el plato. El éxito de esta receta reside en el toque que le ofrecemos al freír las patatas, jura como he citado antes, no pasarte y no tostarlas, más que nada que estén blandas. ¡Esto lo logramos con el fuego bajísimo y más que nada con paciencia! Quisiera que le agrade, ahora me incorporará.

Notas y Consejos

Con esto concluimos el plato. El éxito de esta receta reside en el toque que le ofrecemos al freír las patatas, jura como he citado antes, no pasarte y no tostarlas, más que nada que estén blandas. ¡Esto lo logramos con el fuego bajísimo y más que nada con paciencia! Quisiera que le agrade, ahora me incorporará.

Cocción de la sopa de pescado. Presentación final

  1. Ascendemos el fuego (a 7 sobre diez) y dejamos que hierva unos cuantos minutos para evaporar el alcohol.
  2. Volcamos el contenido de la sartén en la olla con el caldo y el pescado. Tostamos una migaja de azafrán en aceite y asimismo lo incorporamos a la olla. Si el presupuesto es ajustadísimo, tenemos la posibilidad de mudar este ingrediente por un colorante alimenticio. O asimismo sacarlo de la lista de elementos.
  3. Removemos bien y corregimos de sal.
  4. Dejamos que cueza todo junto media hora mucho más a fuego medio (5 sobre diez). Y después dejamos fuera del fuego descansar diez minutos. Puede añadir un puñado de arroz o fideos si quiere que tenga mucho más rigidez. Siempre y en todo momento opcional ahora su gusto.
  5. Para ser útil tenemos la posibilidad de usar un cucharón y tras poner una aceptable proporción de pan y pescado en el cuenco, agregamos líquido a nuestro gusto.

Como con prácticamente todas las sopas, esta está aún mucho más rica tras descansar en el transcurso de un día. En ese instante la calentamos sin prisa quitando de forma cuidadosa para regresar a combinar todos y cada uno de los elementos y ahora la poseemos lista para gozar.

Preparación de la base de la sopa mariñeira al pobre

  1. En una olla extensa cocemos el pescado cubierto con agua y acompañado de la cebolla partida a la mitad y la zanahoria pelada y partida en tres o 4 trozos. Espolvoreamos asimismo el perejil fresco una vez picado.
  2. Dejamos media hora a fuego medio (5 o 6 sobre diez) y vamos retirando la espuma conforme es requisito. Mientras que, cortamos el pan en rodajas y lo asamos tenuemente en el horno o la tostadora.
  3. Tras media hora, colamos el caldo y lo devolvemos a la olla, en este momento adjuntado con las rodajas de pan.
  4. Cocemos a lo largo de unos minutos (unos 15, hasta el momento en que el pan se deshaga).
  5. Retiramos las espinas y la piel y nos quedamos solo con la carne del pescado. Lo agregamos a la olla del pan en el momento en que este se ha desmenuzado.
  6. Cortamos el puerro en trozos pequeños o medianos y picamos el diente de ajo muy fino. Los calentamos en una sartén con un óptimo chorro de aceite de oliva virgen plus.
  7. En el momento en que el puerro está dorado agregamos unos cuantos medidas de cuchara de salsa de tomate (preferentemente casero) y la guindilla cayena. Espolvoreamos una cucharada chica (tipo postre) de pimentón dulce y volcamos un vaso de vino blanco.
  1. Ascendemos el fuego (a 7 sobre diez) y dejamos que hierva unos cuantos minutos para evaporar el alcohol.
  2. Volcamos el contenido de la sartén en la olla con el caldo y el pescado. Tostamos una migaja de azafrán en aceite y asimismo lo incorporamos a la olla. Si el presupuesto es ajustadísimo, tenemos la posibilidad de mudar este ingrediente por un colorante alimenticio. O asimismo sacarlo de la lista de elementos.
  3. Removemos bien y corregimos de sal.
  4. Dejamos que cueza todo junto media hora mucho más a fuego medio (5 sobre diez). Y después dejamos fuera del fuego descansar diez minutos. Puede añadir un puñado de arroz o fideos si quiere que tenga mucho más rigidez. Siempre y en todo momento opcional ahora su gusto.
  5. Para ser útil tenemos la posibilidad de usar un cucharón y tras poner una aceptable proporción de pan y pescado en el cuenco, agregamos líquido a nuestro gusto.

Deja un comentario