cómo abrir una botella de vino con sacacorchos

La cápsula es el capuchón que cubre el corcho y la parte de arriba de la botella. Además de para relucir y conjuntar color con la etiqueta, sirve asimismo para resguardar el corcho de contrincantes que le logren aparecer. Es de plástico y se corta o con el cuchillo que transporta el sacacorchos o con un cuchillo corriente que tenga a mano. Por favor evite utensilios no capaces tipo bolis, cuchases u elementos punzantes de enorme dimensión. El corte ha de estar en la una parte de por debajo de la grieta, así como puede ver en la imagen.

Esencial: es suficiente con recortar la parte de arriba, como puedes observar en la fotografía. Un corte vertical te va a ayudar a sacarlo limpio.

Paso 2: Limpieza de la boca

Tras sacar la parte de arriba de la cápsula se puede pasar un paño o servilleta en la boca de la botella para adecentar probables suciedades que tenga el botella ocultos bajo la cápsula.

Pone la punta del sacacorchos en el centro del corcho y en sentido vertical, gíralo y también introdúcelo hasta la mitad. Ten en cuenta que siempre y en todo momento hay que girar el sacacorchos, no la botella, que debe mantenerse en exactamente la misma situación.

Un perchero

Endreza el gancho y haz otro mucho más pequeño con el alambre. Introdúcelo de manera cuidadosa recto contra el borde de la botella con el ganchillo hacia adentro. Da un giro el gancho, muévelo despacio y echa atrás para de este modo sacarlo de forma cuidadosa. Es un procedimiento para los mucho más ingeniosos.

Utiliza unas pequeñas, afines en tamaño a las de los pequeños pequeños. Ábrelas y también introduce la cuchilla mucho más fina a mitad del corcho hasta la mitad. Da un giro el mango de las tijeras y haz palanca en el momento en que esté medio fuera.

¿De qué manera un zapato te puede contribuir a abrir una botella de vino?

Una de nuestras preferidas. Abra la botella de vino con un zapato. Y precaución, que no solo hay una forma de llevarlo a cabo. Atiende, que te vamos a contar 2 maneras de abrir tu vino con el apoyo de un zapato:

  • La primera radica en poner la botella en el zapato, tal es así que quede tan recto como resulte posible (recuerde eliminar la cápsula frente todo). Una vez de este modo lo contamos, fijamos el zapato con una mano y la botella con la otra, lo ponemos de manera horizontal en el suelo y comenzamos a ofrecer golpes secos en una área plana (las paredes son la opción mejor). ¡Precaución que no te pases de fuerza y ​​te quedes sin vino! Con cada vez, el corcho va a ir saliendo hasta el momento en que logres sacarlo con la mano.
  • En la otra forma no va a ser preciso meter la botella en el zapato, sino esta nos servirá para golpearla. Aquí necesitaremos asimismo una toalla para envolver la botella, y una vez esté cuidada, la ubicamos boca abajo entre nuestras piernas y comenzamos a golpearla con el zapato. Muy alerta a de qué manera va saliendo el corcho, no hay que verter todo el vino…

Con unas tijeras

El desarrollo de las tijeras es el mismo que el del cuchillo afilado: introduce la punta hasta medio corcho y, virando de a poco el mango de las tijeras, y realizando palanca, el corcho terminará saliendo.

Coloca la punta de una llave extendida en el corcho de forma oblicua. Después, ve girándola mientras que tiras hacia arriba. De a poco y de forma cuidadosa de no romper el corcho, acabará saliendo.

Deja un comentario