a que temperatura se guarda el vino

No solo es esencial la temperatura correcta en el momento de ser útil el vino, sino asimismo debe sostenerse el vino en una temperatura incesante si lo almacenarás por un periodo prolongado de tiempo:

  • La temperatura de almacenaje del vino no debe sobrepasar los 24 °C (75 ˚F) en tanto que desde este punto empieza a oxidarse. Una temperatura perfecto para guardar una compilación de diferentes vinos es 12°C (54°F). Si la temperatura desciende bajo los 12 °C (54 °F) no arruinará el vino; solo retrasará el desarrollo de envejecimiento en esos vinos que lo dejen. Los aumentos a la temperatura hacen que el vino se filtre a través del corcho al paso que los descensos causan que el corcho se seque, se comprima y el aire ingrese la botella.
  • Si la temperatura no es incesante, y los cambios que se generan en el sitio donde almacenamos el vino no son graduales, el vino padece, y como resultado tiene un rápido declive de la edad. La temperatura jamás debe variar en mucho más de 1,5°C (3°F) cada día y en 2,5°C (5°F) por año, singularmente en los vinos colorados, que padecen mucho más inconvenientes relacionados con la temperatura de que los vinos blancos.

Aislamiento de fragancias fuertes

Para eludir que el gusto y los aromas de nuestros vinos no se vean perturbados por agentes externos debemos preservarlos del contacto con fuentes de fragancias fuertes . Sostener nuestras botellas de vino en un ubicación bien ventilado nos va a ayudar a cumplir este propósito y nos dejará, asimismo, regular la humedad del ámbito y eludir la aparición de hongos.

La situación donde almacenamos nuestras botellas de vino es asimismo fundamental en el momento de proteger sus especificaciones organolépticas. Atendiendo a este aspecto, intentaremos poner nuestras botellas siempre y en todo momento en situación horizontal. De esta manera dejaremos que el vino y el corcho estén en contacto persistente. De esta forma evitaremos que el corcho se seque, tal es así que perdería su flexibilidad y el cierre de la botella dejaría de ser hermético. Además, intentaremos eludir que las botellas padezcan agitaciones o movimientos bruscos, para dejar que el vino restituya de manera correcta y evolucione de la manera mucho más natural viable.

La perseverancia asimismo cuenta

Más esencial que preocuparse por hallar los excelentes 12°C es eludir los cambios veloces, extremos o usuales de temperatura. La expansión y contracción del líquido en la botella puede mover el corcho o ocasionar una filtración. Apunte a la rigidez, pero no se vuelva paranoico en frente de oscilaciones inferiores de temperatura. Los vinos tienen la posibilidad de, en verdad, padecer mucho más a lo largo del tráfico desde la bodega hasta la tienda. Aun si el calor ha causado que el vino se filtre alén del corcho, esto no en todos los casos quiere decir que esté arruinado. No hay forma de saberlo hasta el momento en que lo abra y todavía podría estar exquisito.

Pero no muy fresco

Sostener los vinos en el frigorífico de su casa está bien hasta por unos cuantos meses, pero no es buena apuesta en un largo plazo. La temperatura media de el frigorífico cae bajo los 7° C para guardar de manera segura los alimentos caducos, y la carencia de humedad ocasionalmente podría secar los corchos, lo que podría dejar que el aire se filtre en las botellas y estropee el vino. Además de esto, no guarde el vino en un espacio donde se logre congelar: si el líquido comienza a transformarse en hielo, podría extenderse lo bastante para despedir el corcho.

Más esencial que preocuparse por hallar los excelentes 12°C es eludir los cambios veloces, extremos o usuales de temperatura. La expansión y contracción del líquido en la botella puede mover el corcho o ocasionar una filtración. Apunte a la rigidez, pero no se vuelva paranoico en frente de oscilaciones inferiores de temperatura. Los vinos tienen la posibilidad de, en verdad, padecer mucho más a lo largo del tráfico desde la bodega hasta la tienda. Aun si el calor ha causado que el vino se filtre alén del corcho, esto no en todos los casos quiere decir que esté arruinado. No hay forma de saberlo hasta el momento en que lo abra y todavía podría estar exquisito.

Utensilios que te tienen la posibilidad de ser útil para preservar las botellas de vino

En el caso de que seas un apasionado del vino y disfrutas gozarlo en las mejores condiciones, invertir en ciertos utensilios te va a ayudar a proteger y sostener el gusto. Si no posee un espacio con las condiciones primordiales, invierta en una cava eléctrica que le va a ayudar a sostener el vino en un ámbito controlado.

Si dispones del espacio especial, botelleros de madera, u otros materiales que no conduzcan el calor, van a ser idóneos para sostener tus botellas en horizontal de manera perfecta guardadas. Y si lo que te preocupa es sostenerlas en perfectas condiciones una vez abiertas, hay bombas manuales para la extracción del oxígeno en las botellas.

Deja un comentario