a los suyos vino y los suyos no le conocieron

Juan 1:diez-11

Se encontraba en el planeta

¿Nuestro corazón está lejos o cerca de Él?

Quizás nos encontramos participando activamente en nuestra iglesia, y asistimos con regularidad a los servicios, y garantizamos y cooperamos a nivel económico, pero Jesús ansía celosamente algo de nosotros: nuestra relación.

¿Nuestro corazón está cerca de Dios? ¿Él está en nuestros pensamientos, resoluciones y acciones? ¿Él está tras cada palabra y ademán?

por John W. Ritenbaugh Forerunner, «Personal» Enero de 2002

La Palabra de Dios garantiza que, si no observamos a Dios, vamos a tener contrariedad para sostener cualquier clase de deber profundo, así sea con nuestro matrimonio, ocupación o, lo que es más esencial, nuestra relación con Dios.

Un viejo adagio estadounidense asegura que “ver para opinar”. Un estado, Missouri, aun emplea una manera de este dicho como su lema: “El estado Espectáculo-Me”. Supone que, salvo que observemos una prueba física, no creeremos que lo que otro nos comunica es cierto. Los estadounidenses nos hemos vuelto bastante insolentes y incrédulos sobre las cosas. Al estar todo el tiempo bombardeados con televisión, películas y otros entretenimientos, entendemos que una gran parte de lo que observamos es una puesta en escena, una exageración o aun una parte de un programa de desinformación planeado. En nuestro escepticismo, en el momento en que oímos algo, no nos encontramos segurísimos de creerlo.

A todos y cada uno de los que le han recibido

“Mucho más a todos y cada uno de los que le han recibido,”… La labor de Jesús en la tierra no fue todo cuanto él hubiese amado, y eso no en función de lo que el Señor como Dios todo poderoso pudiese haber hecho (Él desea que todos y cada uno de los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la realidad. 1 Timoteo 2:4), sino más bien de la aceptación o no de la raza humana por lo brindado.

Jesús vino para socorrer lo que se había perdido, trayendo consigo el hermoso obsequio de la redención, pero todo cuanto se distribución ha de ser recibido o rechazado, la salvación solo se consigue por la fe en Cristo y en su obra salvadora desde su nacimiento hasta su resurrección.

Unas expresiones para ti de una parte de Felicidad y vida

Si hiciste esta oración y si no tienes idea de qué manera proseguir tu vida cristiana, si agradas, nos agradaría poder guiarte.

Esencialmente debes hallar una Iglesia próxima, leer tu Biblia y rezar cada día, no cabe duda de que después asimismo el Señor tratará en lo personal contigo, te mostrará varias cosas, te regalará dones y te va a llamar a servirlo .

Deja un comentario