a los romanos les gustaba acer vino

Si bien pasaron mucho más de 1500 años desde el instante en que desapareció el Imperio De roma, devorado por otros pueblos contemporáneos como los germánicos o los otomanos, la vigencia de muchas de sus prácticas está de total actualidad. Hasta el punto de que muchas de sus expresiones, como túnica o edil, no cambiaron desde ese momento y las proseguimos empleando. No obstante, el español deriva de forma directa del latín, un idioma hermoso que estudié al lado del heleno viejo en mis tiempos de centro, en el momento en que opté por la rama de Letras Puras, y que a mi juicio habría de ser asignatura obligatoria en muchas academias a fin de que jamás olvidemos de dónde viene nuestra lengua.

Pero los romanos no nos dejaron solo la herencia del latín como legado sino más bien asimismo otros varios hábitos que no cambiaron bastante desde ese momento y que de una u otra forma fueron encauzando nuestra forma de vivir. Y sucede que, quince siglos después, todos proseguimos siendo romanos.

Augustus Merlot-Syrah 2014

Augustus Merlot-Syrah 2014: un vino tinto de DO Penedès con las mejores uvas de syrah y merlot de 2014 y el nivel alcohólico 7. ) Augustus Cabernet Sauvignon – Merlot 2012: un vino tinto con DO Penedès que tiene dentro una selección de merlot y cabernet sauvignon de la agregue 2012.

El papel de las 2 tixagb_2)

Los pueblos la isla de Creta fueron los primeros en usar las ánforas para guardar y transportar alimentos de manera regular.

vid

Más tarde helenos y romanos adoptaron esta solución y la estandarizaron para el transporte de mercancías por mar. De este modo, se empleaban para el comercio de pescado, frutos como las aceitunas o la uva, los cereales o los alimentos líquidos como el aceite de oliva y, como es natural, el vino.

En lo que se refiere a la conservación del vino, la utilización de las ánforas y su optimización supusieron una genuina revolución. Las ánforas eran desarrolladas desde barro cocido compuesto por diversos tipos de arcilla, según el ubicación de fabricación. En el momento en que se empleaban para almacenar vino, se les daba un régimen a partir de pescado, un género de colofina que viene de la resina del pino y otras coníferas, que dejaba impermeabilizar las ánforas y que el líquido no se filtrase a través del material poroso . Esta materia resinosa se empleaba asimismo para tratar las tapas y tapones con los que se cerraban las ánforas. Asimismo se usaban ceras, aceites y otras substancias para sellar prácticamente herméticamente estos cierres.

Deja un comentario