¿Vinos más antigüedades? Excelente combinación

Me encanta visitar las casas de compraventa de antigüedades. Me parecen sitios fascinantes porque guardan objetos fascinantes. Me encantan los objetos antiguos, de esos que ya no hay y que siempre resultan atractivos por ese halo de vejes y misterios que los envuelve.

Hace poco una amiga compró un juego de copas de vino tinto de la década del 50. Copas hermosas. A ella le gustan también mucho las antigüedades, especialmente aquellos objetos relacionados con las cocinas y los comedores. O sea, es una fanática de la vajilla. Le encanta todo lo relacionado con ese mundo y siempre que puede se compra vajilla antigua. Es su favorita.

El vino es una bebida especial. Siempre que sea buen vino, qué más da donde se beba. Sin embargo, no se puede negar que no es lo mismo beber vino en copa que en un vaso. Además de ser una cuestión cultural, también tiene que ver con los sabores del material en el que se deposita, la forma del recipiente… Además, su belleza también provoca placer en su degustación.